Quizás tú también te has preguntado por qué cada vez se sufren más ictus

Jorge Olmo

Jorge Olmo

· Este durangués es Fisioterapeuta del Hospital Aita Menni

Cada vez es más habitual tener a un familiar, un amigo o un conocido que haya sufrido un ictus. De hecho, es la tercera causa de muerte en los países desarrollados y la primera causa de discapacidad en el adulto.

Un ictus se produce por la interrupción repentina del flujo sanguíneo en una zona del cerebro a causa de la rotura o de la obstrucción de un vaso sanguíneo cerebral. En cualquiera de los casos, la zona del cerebro afectada deja de recibir el oxígeno y la glucosa que el cerebro necesita para seguir viviendo y funcionando.

La mayoría de las personas se pregunta porqué últimamente se dan tantos casos de ictus. Un ictus puede ocurrirle a cualquiera, y aunque hace años se relacionaba sobre todo con la tercera edad, los estudios realizados desde el año 2002 nos demuestran que  ha incrementado la incidencia significativamente a partir de los 35 años.

Los factores de riesgo, al margen de la edad o de algunas características sociales y étnicas, son: la hipertensión, la diabetes mellitus, el sobrepeso, el colesterol alto o el estrés. Así pues, las claves para evitarlos son: mantener una dieta equilibrada, practicar ejercicio con regularidad, evitar el tabaquismo, el consumo de drogas y limitar el consumo de alcohol.

Saber detectar un ictus y reaccionar de manera adecuada es de vital importancia para trasladar cuanto antes a la persona afectada al hospital, ya que una actuación rápida puede reducir la gravedad de las lesiones. Las señales de alarma del ictus son las siguientes:

  • Dolor de cabeza brusco, muy intenso y distinto de lo habitual.
  • Pérdida de fuerza o de sensibilidad en la mitad del cuerpo.
  • Pérdida total o parcial de la visión o visión borrosa.
  • Dificultad para hablar o para entender cuando te hablan.

Al detectar cualquiera de estos síntomas es muy importante llamar al 112 y decir “ictus”. La estrategia ante el ictus, en el ámbito de la salud, ha supuesto un avance significativo para salvar muchas vidas. En el ámbito social, también se camina en el buen sentido para garantizar el derecho a vivir con dignidad de estas personas que han sido salvadas.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.