Rumbo de colisión

RAFA HIDALGO

Rafael Hidalgo

 

Tremendo batacazo el de Elkarrekin Podemos en estas elecciones autonómicas del País Vasco que bien podrían titularse las “de la pandemia, el oportunismo y el hartazgo” que han conseguido que la participación en las mismas se haya quedado en las puertas del 53%, obteniendo así el dudoso honor de tener la de la participación más baja desde el advenimiento de eso que hemos venido en llamar La Transición

La trayectoria que está experimentando Podemos desde su aparición en aquel esperanzador 15M de hace ya 6 años, me está recordando a la letra de un tango de Carlos Gardel que decía así: “Cuesta abajo en mi rodada, las ilusiones pasadas ya no las puedo arrancar. Sueño con el pasado que añoro, el tiempo viejo que hoy lloro y que nunca volverá“. Digo que me recuerda, no que esté prediciendo nada, entendámonos.

La teoría que tengo acerca de la trayectoria, en general, de la izquierda, es que las personas que la componen, tanto hombres como mujeres, creen estar en posesión de los ombligos más bonitos del género humano y que quedándose absortos en su contemplación ante tal maravilla de la madre naturaleza, pierden de vista el conjunto de lo que les rodea y se les pasa el arroz, que no es otra cosa que la de mantener la cabeza fuera del agua, que en primera instancia no es otra cosa que durar, sobrevivir.

Bien harán pues sus componentes en realizar un ejercicio de autocrítica con la humildad que debe derivarse del tsunami que han sufrido en estas elecciones para ver de enderezar ese rumbo que tan mala pinta está cogiendo ya que de no hacerlo su singladura puede acabar en naufragio.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Los comentarios están cerrados.