¿Cómo se diferencia una intoxicación etílica de un coma etílico?

Jose Luis Oscoz

José Luis Oscoz

· José Luis Oscoz (Durango, 1972) es formador de Cruz Roja

Cuando llegan días de fiesta o de alguna celebración muchos medios de comunicación dan noticias sobre un numero alto de comas etílicos entre personas jóvenes, pero ¿se justa esta afirmación a la realidad?, la verdad es que no y muchas veces se confunde una intoxicación etílica, o lo que es lo mismo una borrachera, con un coma etílico, que es mucho más grave y como, desgraciadamente, se ha visto hace pocos días con una caso de una chica de 12 años, puede llevar a la muerte.

Lo que muchas veces aparece en los medios de comunicación son borracheras de adolescentes que llaman la atención, que es algo grave desde el punto de vista de la edad de las personas afectadas, pero no desde el punto de vista sanitario.

Para que esa borrachera llegue a un coma debe superar los 3 gramos de alcohol por litro de sangre, aunque también está condicionado por otros factores, como la edad de la persona, su tolerancia, la cantidad consumida en un corto plazo, el sexo de la persona, y su metabolismo, y aunque cada vez se hacen más burradas por ese concepto de que para pasármelo bien me tengo que emborrachar cuanto antes, y el beber rápido o introducir el alcohol en el organismo por sitios diferentes al aparato digestivo nos puede llevar a ese coma, por suerte en pocos casos se llega a ese extremo.

¿Cómo distingo un coma de una intoxicación? En el coma la persona no responde a ningún estímulo verbal o doloroso provocado por la sobredosis de alcohol. En este caso es importante poner a la persona de lado para que la vía aérea este abierta y que, en caso de vomitar, este no le obstruya la entra de aire en los pulmones, y llamar al 112.

¿Y que debo hacer si alguien se emborracha? La mejor forma de pasar una borrachera es durmiendo, siempre de lado por el mismo motivo del vomito de antes. Lo que no debemos hacer nunca es provocar el vómito, sobre todo si han pasado más de dos horas de la ingesta de alcohol, que ya está en la sangre y no se elimina con el vómito.

También debemos saber que es falso qué duchándonos, o bebiendo agua, … se reduzca el nivel de alcohol en sangre, así como que el grado más alto de alcohol en sangre se da una hora después de haberlo consumido.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.