Seguir soñando libre

ana ipiña
Ana Ipiña

· Comerciante

Cuando era niña, soñaba con vivir en una casa blanca, rodeada de árboles y campo, y un río de agua transparente que se oyera por mi ventana.

Soñaba que compartiría mi casa con muchos animales y todas y todos viviríamos libres por los campos y montes de los alrededores.

Sí, soñaba con mi casa blanca rodeada de árboles, campos y libertad.

Dejé de ser niña.

Luché por mi casa blanca rodeada de árboles y campos y la logré.

Logré mi río de agua transparente, y convivir con todos los animales que me es posible. Pero, a pesar de tanta lucha, la única libertad que mantengo íntegramente es la de seguir soñando.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Los comentarios están cerrados.