SORORIDAD: Nuestra unión hace la fuerza

Anisia

Anisia Serendipia

 

“Las hermanas sean unidas 

porque esa es la ley primera

tengan unión verdadera

en cualquier tiempo que sea,

porque, si entre ellas pelean, 

las devoran los de ajuera”  (versionando al gaucho Martín Fierro)

 

1920: Si las feministas se pusieran a estudiar la maravillosa Sororidad de una colmena ¡qué de argumentos no sacarían para su tesis. Así terminaba el siempre polémico Miguel de Unamuno su artículo “Sororidad. Ángeles y abejas”. Aunque él añade como colofón tres puntos a la última frase del texto: Pero renunciando a la feminidad…, ahí lo deja.

Mujer

Emmeline Pankhurst era sufraggete.

2020-1920: SOLO SÍ ES SÍ. Realizando una búsqueda documental para ilustrar con imágenes la noticia de la aprobación del anteproyecto de Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual (y que es la que nos va a asistir administrativamente), que incluye una referencia explícita a cómo debe entenderse el consentimiento en un acto sexual, esto es: solo sí es sí [si no o es agresión o es violación], me he encontrado con una gran pancarta reclamando SORORIDAD y es así como he recordado este artículo de entre los muchos que de Unamuno leí para “despejar” los entresijos de la época en la que el músico Bartolomé de Erzilla editó la colección de bailables fáciles que compuso para sus alumnas bajo el título de La primavera del pianista.

 

Catedrático de lengua griega en Salamanca, Miguel de Unamuno, valiéndose de la tragedia griega Antígona escrita por Sófocles  en el Siglo V antes de Cristo, habla en “Sororidad. Ángeles y abejas” de la necesidad de inventar otra palabra que no hay en castellano para referirse a la fraternidad cuando hablamos de una hermana. De que convendría acaso hablar de SORORIDAD (del latino sororis: lo que es de la hermana), y de sororal, de hermandad femenina. ¿Sutilezas lingüísticas?, se pregunta. No, si no algo más. Que así como matria no quiere decir lo mismo que patria, ya que tampoco maternidad es igual que paternidad, no sería la sororidad lo mismo que la fraternidad. Una hermana no es un hermano.

 

2016: el grupo de mujeres “Sororidad” inicia la campaña de recogida de firmas en change.org. Incluyan la palabra ‘SORORIDAD” en la RAE

2018: la RAE incluye en su diccionario  la palabra SORORIDAD. Su primera acepción:  Amistad o afecto entre mujeres. Su segunda acepción: Relación de solidaridad entre las mujeres, especialmente en la lucha por su empoderamiento.

 

2020: Igualdad ha ganado la batalla, he leído después de oír lo del “solo sí es sí”. Se refería al nombre del ministerio pero “igualdad” es precisamente el tema propuesto por la ONU para conmemorar el 8 de marzo de 2020: Soy de la Generación Igualdad: Por los derechos de las mujeres, que viene a conmemorar el 25º aniversario de la aprobación de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, reconocida como la hoja de ruta más progresista para el empoderamiento de las mujeres y las niñas en todo el mundo, en el marco de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer que tuvo lugar en China. 

 

El año 2020 representa una oportunidad excepcional para movilizar la acción mundial con miras a lograr la igualdad de género y la realización de los derechos humanos de todas las mujeres y niñas.

 

2020-1995: La Observancia del Día Internacional de la Mujer 2020 tendrá lugar el viernes, 6 de marzo, en la sede de la ONU en Nueva York, donde se van a reunir las  generaciones que vienen de mujeres y niñas líderes y activistas en favor de la igualdad de género con las defensoras de los derechos de la mujer que fueron indispensables en la creación de la Plataforma de Acción de Beijing en 1995. El debate girará en torno al modo de enfrentar de manera colectiva las tareas inconclusas del empoderamiento de las mujeres y las niñas en el futuro.

 

_Y el otro mundo, dice la hermana, gusta de igualdad ante la ley_ Hija de Edipo y de Yocasta, Antígona da sepultura a su hermano Polinices, quebrantando las órdenes del tirano Creonte, rey de Tebas, quedando así su acción como modelo del anarquismo femenino: Antígona, Sacerdotisa de la religión del hogar, doméstica, la guardadora de la tradición familiar, la de la domesticidad religiosa o de la religiosidad doméstica, y en nombre de ella se alzó frente a la civilización tiránica o tiranía civil y quebrantó la ley incurriendo en delito de anarquía. 

 

Por si están perdidas

 

[Tras la muerte de los dos legítimos aspirantes al trono de Tebas, Eteocles y Polinices, hijos del rey Edipo y hermanos de Antígona, Creonte, hermano de Yocasta, se hace con el poder en Tebas. Antígona, contraviniendo las órdenes de su tiránico tío Creonte que había prohibió dar tierra a Polinices por asolar la patria y matar a su hermano, lo entierra. Al contradecir su orden y darle sepultura es condenada a muerte por su tío Creonte, quien le reprocha que quiera rendir los mismos honores al hermano impío, que asoló la patria, y mató al otro hermano: El otro mundo, dice la hermana, gusta de igualdad ante la ley]

 

-Ángeles y abejas_ Unamuno trata también de ejemplificar la palabra SORORIDAD valiéndose del símil de la colmena: Hay en una colmena la reina, la hembra, la madre, que es la que pone los huevecillos y asegura la continuidad material, carnal del enjambre; hay los zánganos, los machos, que la fecundan y no trabajan, y hay las abejas obreras, hembras estériles que hacen la miel y la cera y pican. Y la tradición espiritual de la colmena se transmite de abeja a abejas, de tías a tías, de obreras a obreras y no por herencia carnal.  Y se pregunta entonces de quién ha heredado la abeja su arte de construir el panal si ninguna de sus progenitoras (ni madre, ni abuela, ni bisabuela…) trabajó.

 

Unamuno vuelve de nuevo a la tragedia de Antígona, sacerdotisa de la religión del hogar, la de la domesticidad religiosa en cuyo nombre incurrió en delito de anarquía, para  preguntarse: ¿Pero es que la civilidad y la civilización por lo tanto pueden sustentarse sobre otra cosa que la domesticidad y la domesticación? ¿cabe civilizar a los hombres-zánganos muy de ordinario-si haberlos domesticado antes? ¿y quién si no la mujer puede domesticarlos? Si las patrias fueran también matrias, si el patrimonio se sometiera al matrimonio, podrá basarse la fraternidad en la sororidad universal.

La barbarie de las guerras se debe a que nuestra civilización es predominantemente de tipo masculino. La virilidad ha ahogado a la humanidad.[…] Unamuno prosigue diciendo que las abejas zumban con las alas, y con las alas cantan las cigarras…

 

La palabra SORORIDAD también ha recibido sus críticas, que si se centra solo en las mujeres blancas de clase media, que si… No obstante, Marcela Lagarde, antropóloga e investigadora mexicana y destacada representante del feminismo latinoamericano,  empezó a utilizar “desde una perspectiva feminista” la voz castellana SORORIDAD tras ver el uso del concepto en otros idiomas (sororité, sisterhood) y pasó a definirla como “una forma cómplice de actuar entre mujeres” considerándola “una propuesta políticapara que las mujeres se alíen, trabajen juntas y encabecen los movimientos para reivindicar la igualdad de todas, con indiferencia de clase social, nacionalidad, minoría o religión: Qué sería de las mujeres sin el aliento y el apoyo de otras tantas.

Me suena haber leído por ahí que se trata de un concepto para desprogramar viejos prejuicios y ser conscientes de que el peor enemigo de una mujer no es otra mujer, sino todos esos estereotipos machistas que calan todavía en nosotras.    

Nos acercamos al final del artículo de Unamuno: También las reinas vuelan, se dirá. Si, y los zánganos. Pero el dulce Virgilio que les llamaba reyes a las reinas enseñaba ya que se debe arrancarles las alas. Tu regibus alas eripe, esto es ¡arrancarles las alas a los reyes! ¡Sabio consejo!

 

A quien no se le debe arrancar las alas es ni a la cigarra, para que pueda con ellas cantar, ni a la abeja hermana, o tía, para que pueda revolotear de flor en flor y hacer miel.

 

Creo que lo decía Yugurta: Concordia parvae res crescunt, discordia maximae dilabuntur (en concordia las cosas pequeñas crecen; en discordia, las cosas más grandes se debilitan). O lo que es lo mismo: la unión hace la fuerza; divide y vencerás.

 

Y a otra le parecerá otra cosa

 

 

GORA BORROKA FEMINISTA!

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

One Response to “SORORIDAD: Nuestra unión hace la fuerza”

  1. Anisia Serendipia dice:

    Inglaterra 1889. La sufraggete Emmeline Pankhurst y su esposo colaboraron para organizar un grupo dedicado a reclamar el derecho al voto para todas las mujeres, casadas y solteras, la WFL.

Deja un comentario

- Obligatorio

- Obligatorio