AEK-ko beteranoak (Todas y todos somos Patxi López)

IOn Andoni DEl Amo

Ion Andoni del Amo

El Ayuntamiento de Durango viene desarrollando en los últimos años un programa de euskaldunización destinado a personas mayores, financiado conjuntamente por los departamentos de Acción Social y Euskara, de forma que los alumnos y alumnas realizaban únicamente un pago de matrícula de unos 12 euros. De hecho, se trata de un colectivo que puede enmarcarse en los programas de normalización y transmisión.

El programa se inició en el euskaltegi municipal, pero como éste no tenía capacidad para acogerlo, posteriormente fue derivado al euskaltegi de AEK. El programa ha resultado exitoso y positivo, manteniendo en estos años a unos 45 alumnos y alumnas.

Sin embargo, en pleno verano, con alevosía estival, desde la concejalía delegada de Acción social y empleo que ostenta Pilar Ríos, se decidió recortar y dejar de subvencionar su parte del programa (aproximadamente el 50%) a no ser que los alumnos y alumnas se trasladasen al euskaltegi municipal. De tal forma, que quienes decidan ahora continuar en AEK, donde el grupo venía funcionando y había consolidado confianza entre ellos y con el profesorado, tendrían que pagar inicialmente la totalidad de la matrícula (más de 200 euros) y después acogerse a las subvenciones generales de Euskara (que sólo cubren aproximadamente un 50%).

Esta situación ha generado una notable incertidumbre y desasosiego entre las y los alumnos y el propio profesorado, que amenaza con trastocar e interrumpir un programa que hasta la fecha venía funcionando bien y consiguiendo avances en la normalización lingüística de un colectivo que merece especial cuidado como es el de las personas mayores.

En Durango, es cierto, disponemos de tres centros de euskaldunización: el pionero de AEK, de iniciativa popular; el euskaltegi municipal, creado en su momento para neutralizar al anterior; y la Escuela Oficial de Idiomas. Ello requiere realizar una reflexión estratégica seria y profunda, con el fin de coordinar los diferentes centros y recursos, propiciando un reparto funcional equilibrado y sin duplicidades, que aproveche las ventajas y fortalezas de cada uno. Fruto del mismo, si resultase necesario, habría que establecer planes de transición. Con la suficiente tranquilidad, planificación y de forma no abrupta. No por las bravas y poniendo patas arriba lo que funciona. Sin liarla.

Esto es lo que desde EH Bildu y Herriaren Eskubidea hemos solicitado en el último pleno al equipo de gobierno. Realizar esa reflexión estratégica, y mientras tanto mantener el programa tal cual, porque funciona y por respeto a esas personas mayores que participan en el mismo, a quienes extendíamos nuestro reconocimiento y felicitación. No ha habido manera, se ha aplicado el recorte. En contra de las y los alumnos, las profesoras, o incluso la opinión técnica de normalización.

El coste, que rondaría los 4.000 euros, no es en absoluto importante para un Ayuntamiento. Más nos costaron a todas y todos las clases de Patxi López y con menor aprovechamiento; o de algún que otro u otra concejal. Desde EH Bildu creemos que la enseñanza del euskara debe tender a la gratuidad para todas y todos. Y en cualquier caso, el criterio de recorte económico, con ser importante, no puede ser el único. También hay que tener en cuenta otros de carácter social, como el especial cuidado que el colectivo de personas mayores merece, y su importancia en la transmisión. Y otros de carácter funcional y de eficiencia bien simples: no joder lo que está funcionando bien. Porque no se puede tratar a las personas como un mueble que se traslada de un lado a otro según convenga.

El problema generado tiene fácil solución: no cuesta tanto hacer las cosas con más cuidado, perspectiva y calma. Seguiremos peleándolo.

* Ion Andoni del Amo es concejal de ‘EH Bildu’ en Durango e Ingeniero de Telecomunicaciones, Sociólogo y Doctor en Comunicación Social

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.