Urren, agur desde el corazón

“Hoy se nos ha ido Urren, de una manera dolorosa y cruel. Nadie conocemos nuestro final, pero el de Ibon Urrengoetxea, hombre de sonrisa perenne y gran corazón, no debía haber sido en el frío y mojado piso del puente del Arenal. Muerte, cruel injusta, incomprensible y que ha golpeado de forma dura en los corazones zornotzarras y de la gente del fútbol que conoció a este jugador de regate fácil y gran olfato goleador”.