AGUR, EKAITZ! | Fallece el niño durangués que luchó por un trasplante de médula para él (y todos sus compañeros)

Iban Gorriti

Esta mañana ha fallecido Ekaitz, el niño de Durango de 6 años que ha luchado dos años contra el cáncer. Él mismo cuando se vio recuperado de salud salió a la calle a pedir donantes de médula -foto que publicamos en color; nos negamos a ponerla en blanco y negro- y llegó a emocionarnos con una frase que le salió del corazón cuando volvió a empeorar: «Otros niños estarán pidiendo ahora médula para mí en la calle».

Ekaitz

Ekaitz recogiendo firmas para «salvar vidas». | PHOTO | Cedida por la familia

¡Mierda! ¡Hostias! ¡Hasta los cojones de la muerte! ¡Hasta los ovarios del cáncer! Injusto. ¡Los niños son intocables! ¿La muerte por qué ‘mal-juega’ con ellos y ellas? Agur, Ekaitz! Disculpa los tacos, pero si no lo decía no podía empezar a escribirte un poco más tranquilo.  Ahora, informo: Esta mañana ha fallecido aquel niño que a los periodistas nos convirtió los pelos de los brazos en estacas de impotencia. Ekaitz. Es volver a ver su foto y los ojos estallan. Por otro lado, quienes le han conocido, le dan las gracias por haber tenido esa suerte, aunque haya sido a modo de afluente, porque no ha llegado a poder ser río, como el que veía a diario al salir de su casa.

Regreso a un texto de tiempo atrás, cuando su super-amatxo Susana y su super-aita Iñaki junto con toda la familia a una daban a conocer la necesidad de Ekaitz. «Hay quien se pasa la vida creyendo en ángeles que no ve. La religión que alguien inventó es así. ¡Si existen, debían aparecer ya! Una razón: La familia de Ekaitz los busca en cada soplo. En cada pestañeo. Son de Durango. Ekaitz es un chaval vital, una ‘tormenta’ -significado de su nombre- desatada de vida de tan solo 5 años. Días atrás, recuperado de un cáncer, de su leucemia linfoblástica se tiró a la calle a pedir donación de médula para otros niños y niñas como él. No lo dudó. Con cinco años es consciente de que la donación salva vidas. La no donación: mata. Así de triste y de cruel», escribíamos e íbamos más allá: «Y, por desgracia, lejos de los supuestos ángeles, como los que dibujó Murillo, volvió a recaer días después, a tener, a ser cáncer. Ingresado, inocente, dijo a su familia que no se preocupara porque «otros niños estarán pidiendo ahora médula para mí en la calle», uno lo escribe y se le ponen los pelos de punta ante el ordenador. Se le encoge el alma, si aún nos queda algo de él en una sociedad de silencio y de palmas en la espalda».

Sí, Ekaitz, seguro que hay más niños y niñas recogiendo firmas para otras niñas y niños. Tu familia se ha emocionado con que tus últimos deseos fueran tan simples como «jugar», «jolastu», «jugar»… y en tu Durango, lejos de aquel Madrid. Te cuento: hoy ha escrito tu tío el rockero una frase que emociona de nuevo «por muy corto que sea el camino, el que pisa fuerte deja huella». En mi caso, ni me dio tiempo a conocerte y no sabes qué ‘txiribueltas’ de mierda me recorren por dentro de mi cuerpo porque tu foto no se me borrará nunca de la retina y lo digo porque como yo seguro que le ocurre lo mismo a cuantos y cuantas la vieron en su día o la descubren hoy.

Hoy te veo vestido en una foto con una camiseta del grupo de música Zebel de Durango que bien conoces. De nuevo, tormenta, torbellino, huracán… a la postre, niño. Y la imagen nos saca la sonrisa. Algo positivo porque preferimos todos no decir adiós.  Nunca dejaremos que las personas más cercanas a nosotros se vayan. Nos las llevamos con nosotros a donde vayan, a jugar, jolastera, solo a jugar…

………………

Cómo donar médula ósea para salvar vidas

 

La persona solidaria que quiera donar médula ósea debe seguir tres pasos:

1.- La primera, «querer salvar una vida», informa la familia de Ekaitz.

2.- La segunda: Llamar al centro de coordinación de trasplantes de Bizkaia, al teléfono 94 403 36 01. «Ellos te darán cita y te enviarán información», matizan.

3.- Y, tercero: «Acudir a la cita donde te harán una pequeña entrevista y si estás de acuerdo firmarás el consentimiento y te harán un simple análisis de sangre».

 

EKAITZ 2

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

9 Responses to “AGUR, EKAITZ! | Fallece el niño durangués que luchó por un trasplante de médula para él (y todos sus compañeros)”

  1. Irantzu dice:

    Hay muchas cosas que no entiendo de este mundo en el que vivimos.

    Hay otras que me duelen.

    Las peores, estas que son noticia, me matan. Me rebelo contra ellas. Alguien en algún lugar, al final del camino, deberá dar respuestas a quienes pierden vidas tan ricas y pequeñas al inicio del mismo…

    Irantzu

  2. manu dice:

    Es tirste y «anormal»que los hijos se vayan antes que los Padres,pero como ya está demostrado una vez más la lógica no existe,si por la situación que sea,se tienen que «IR»,pues no podemos hacer nada más que rezar,y desearles un buen paso a «Ese Otro Lado»que «dicen que existe.Yo por mi parte,lo que puedo hacer y hago es sentir este deseo que ACABO DE NOMBRAR.Y para Esta Familia,intentar seguir con la rutina diaria,y ahora con más fuerza sabiendo que desde ·donde sea»os está cuidando y esperando un ANGELITO.Besos familia….

  3. manu dice:

    ¡¡¡¡A….SE ME OLVIDABA….!!!!Mientras escribo estas líneas…..»Los hombres también lloran…..besos….

  4. Esther dice:

    Me entristece enormemente conocer noticias como esta. Mi más sentido pésame a la familia y toda la fuerza del mundo para salir a flote.

  5. gema erro dice:

    Hola Ekaitz cariño, como estarás con otros amigos, te diré que desde que te has ido te recuerdo mucho, soy Gema una amiga de los aitas y tengo muchos amigos ahi, 2 niños de 3 y 7 años jugarás con ellos.. y mis padres y mi hermana, así espero que ellos tambien te cuiden, lo paseis muy bien.te quiero cariño

  6. ASIER dice:

    Agur Ekaitzu, no te cocía pero perdón por no haber movido ficha, te prometo que mañana llamaré al centro de donación de médula par informarme y donar, quizás pueda ayudar. Descansa en paz!! Un fuerte abrazo a la familia y mucha fuerza, mi peke se llama también Ekaitz y tiene 6 años…

  7. gracia carbonell buades dice:

    ¿ Cuántos de ustedes,los indignados y entristecidos que hoy leen la noticia de Ekaitz ¿ han llamado a su PAC para pedir hora para una analítica y saber si pueden donar médula…..La fuerza y la lucha contra el cáncer infantil…se hace en pasitos cortos ¿alguien de vosotros se preocupará de hacerse donante? o ¿esperareís a que os toque la lotería del cáncer?. Para hacer algo positivo para los ami@s que quedan de Ekaitz, bastan solo dos palabras: HAZTE DONANTE DE MEDULA y puede que salves a un niño…eso SI te pondrá los pelos de punta

  8. Pilar dice:

    No existen palabras de consuelo para esos padres ,aun así les envio toda la fuerza y me uno al lacerante dolor que están viviendo . si es verdad que los Angeles existen allí estará El cuidando de sus aitas . Un abrazo .

  9. josu dice:

    Yo no puedo creer que en una religion en la cual existe un todo poderoso, permita que ocurran estas cosa ( no me cabe en la cabeza), es increible que se destruya una vida y un ser tan … inpoluta tan pura y maravillosa y ese ser tan poderoso y especial lo permita, lo siento pero no puede ser verdad.
    Todas estas vidas tan puras, vidas sin maldad,vidas tan inocentes de todo, deberian ser intocables. Por no hablar de su familia, el dolor tan inmenso que pasaron y ahora sufren, lo duro que es levantarse por la mañana y soportar el dolor un dia mas, el dolor mas fuerte y profundo que existe,un dolor mas fuerte aun que las propias ganas de vivir.
    Yo desde aqui padre de 2 niños, se me revuelven las tripas y se me nublan los ojos, yo que no soy capaz de soportar ni un segundo poniendome en el lugar de esos padres pienso…. que sera de ellos, ojala sean increiblemente fuertes y con el paso del tiempo (ese tiempo que ahora correra infinitamente mas despacio) pase cuanto antes e intentar salir adelante. Suerte, mucha fuerza y aunque se, que por muchos animos que os desee, el dolor solo se desvanece con el tiempo que no quiero decir para nada olvidar (eso es imposible).

    Un gran abrazo familia.

Deja una respuesta

- Obligatorio

- Obligatorio