RÍO DE ORO DURANGO | El niño saharaui que luchó por vivir, regresa sano al Sahara

I. Gorriti

Una noticia positiva. La mejor. Esa que da la impresión de que ya no es noticia si todo va bien. Es el caso. El niño saharaui que estuvo entre la vida y la muerte durante unas intervenciones quirúrjicas que en Cruces se le practicaron en su pachucho corazón de 6 años pronto podrá volver con su familia. Se espera que en menos de dos meses.

IMG-20141110-WA0005

Mohamed Yahya, feliz, una vez recuperado. | PHOTO | Río del Oro

La ONG de Durango Río de Oro que organizó un campamento para once niños y niñas saharauis con necesidades especiales el pasado verano confirma al periódico digital Mugalari que Mohamed Yahya ha superado todas las operaciones y que ya no sufre su enfermedad llamada tetralogía de Fallot. El pequeño con síndrome de down reside en la actualidad «en una casa de enfermos de Ermua donde le cuidan hasta que esté listo para volver al Sahara», enfatiza Mikel del Arco, miembro de Río del Oro a este medio que se ha interesado por Yahya, nombre que en castellano significa «El que vive», según informa Saleh Abdalahi.

MOha 1

El pequeño Moha buscaba el contacto humano cuando pasó sus peores momentos. | PHOTO | Río de Oro

Moha ha salido vencedor de tres operaciones, «cada cual más complicada», valoran desde la ONG y dan muestras de su alegría al asegurar que «él está muy bien, casi recuperado del todo». El siguiente paso, antes de su lógica partida con los suyos es mejorar su diezmado sentido de la vista. «Ahora le vamos a poner gafas porque no veía casi nada». Antes de partir, deberá pasar un chequeo que ratifique que viaja con plena salud. «Yahya ya anda perfectamente, es decir, sin fatigarse como antes, y se pasa el día riéndose, como es él», subraya Del Arco.

Desde Río de Oro hacen hincapié en querer dar agradecimientos a «todos el equipo de Cruces, por el esfuerzo enorme que han hecho y también por el trato tan humano recibido».

IMG-20141012-WA0001

El pequeño Moha recuperado en Cruces. | PHOTO | Rio de Oro

| CONTACTO FAMILIAR EMOCIONANTE | La ONG duranguesa que ha estado a su cargo comunicó en agosto que el pequeño Mohamed llevaba «10 días luchando para salir adelante en la UCIP. Su situación se ha vuelto muy delicada en las últimas horas y apenas le quedan fuerzas». Sin embargo, le quedaba más energía y a día de hoy sigue emocionándose cuando habla con su familia por teléfono.

Moha nació en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia). “Ese fue su único error, haber tenido la mala suerte de nacer sin el derecho a una sanidad digna, en una tierra olvidada por el resto del mundo. En una tierra dejada a su suerte hace mas de 40 años por el dichoso acuerdo Tripartito”, denuncian y señalan al Gobierno de España como responsable de ello. “Nosotros entendemos que es responsabilidad directa del Gobierno Español que niños como Yahya tengan vetado el derecho a una sanidad de calidad y por consecuencia el derecho a la vida”.

IMG-20141122-WA0001

El niño. ya sano, en un columpio. | PHOTO | Río de Oro

Inconsciente de todo ello, el juguete favorito de Yahya es el contacto humano. “No le gusta el agua ni de la ducha ni de la piscina… Es más, ni los juguetes demasiado. De los niños y niñas que han venido era de los pocos que casi nunca echaba la siesta y, sin embargo, era de dormirse por la noche de los últimos. Tiene seis años, pero gestos de una persona adulta, algo muy gracioso. Busca el contacto”. Pronto, tras medio año lo mejor cuidado posible entre nosotros, sentirá el calor del abrazo de los suyos en el Sahara.

Todos-menos-Lamin-que-saca-la-foto

El niño en brazos de un monitor cuando le costaba respirar, antes de ser operado, junto al resto de niñas y niños del campamento de Río de Oro. | PHOTO | Río de Oro

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.