49. AZOKA | La entrañable historia de la niña senegalesa fallecida ‘Abby Potxola’

I. Gorriti

En la Azoka hay vidas cruzadas humanas que la mayoría de las veces pasan desapercibida. Escritas. Musicadas. Proyectadas. Una de la más solidarias y sensible es la que el disco ‘Abby Potxola’ transmite. Estos días dos músicos senegaleses, Njoba Dieng y Marie Dieng ha bailado en recuerdo de la hija del primero. Han puesto movimientos, expresividad, en recuerdo de Abby, quien llegó a Berango para sanar de una enfermedad que afectaba a su riñón, pero «por desgracia, murió», lamenta Njoba, veinteañero.

_MG_9107

Njoba -padre la Abby, fallecida- y Marie en Durangoko Azoka. | PHOTO |I. Gorriti

Su historia ha calado más que la incesante lluvia de estos días. Los dos, antes de partir hoy a Madrid donde actúan con su grupo Ballet Jammu en el teatro Arlequín, han dejado más copias a la venta en el stand Elkar de un disco que el coro Otxandategi de Berango ha grabado para no olvidar a la niña de ojos inmensos negros, alma africana.

El CD ‘Abbey Potxola’ ha sido un éxito en la localidad que se ha volcado con la causa y también en la Durangoko Azoka. La discográfica Elkar que está distribuyendo el disco y ha habido que reponer copias. Agotó discos. Esta tarde, hasta las 20.00 horas hay tiempo para adquirir este larga duración de la masa coral vizcaina que canta una canción para la niña y versiones de Benito Lertxundi o Zea Mays, por poner dos ejemplos. «Y si el público no puede acudir hoy a Durango no pasa nada porque seguirá a la venta en tiendas Elkar y Eroskis», agrega Raúl Martínez, responsable de prensa del caluroso proyecto.

Njoba y Marie han puesto todo el corazón en actuaciones que han ido haciendo ante el público que visitaba la Azoka o ante la televisión de la feria. El alma de Abbey tiene banda sonora que puedes comprar y llevar a tu hogar.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.