26.000 EUROS YA RECAUDADOS EN EL MARATÓN POR LA LEUCEMIA INFANTIL | «¡Gracias Durango, por ser un pueblo ‘saludario’!»

Mugalari

Hacían falta 7.000 euros para reactivar la pachucha cuenta del proyecto de investigación sobre leucemia infantil de Cruces. Ayer, comunicamos que la recaudación parcial llegó a 15.000 euros, pero el ‘notición’ ha llegado hoy al saber -apunten- que ya se ha contabilizado 26.000 euros y falta por recoger las ayudas de las huchas solidarias.

La Cuadri del Hospi, organizadora del Maratón Solidario por la Leucemia infantil celebrado durante todo el día de ayer en Durango, está que no da ‘crédito’. Los mismos niños y niñas de la planta de Oncología aplauden a todo un pueblo que se movilizó, que no quiso quedarse en casa y numerosos foráneos que se acercaron a la villa vestidos de naranja para formar parte de ese manantial natural que inundó de esperanza las calles del municipio vizcaino.

La madre de Ekaitz Laraudogoitia del Amo, niño fallecido meses atrás por leucemia, escribe a continuación un texto de agradecimiento a todas y cada una de las personas que hicieron posible esta movilización histórica.

 

 

Gracias Durango, por ser un pueblo ‘saludario’

susana

Susana del Amo

Ayer vivimos algo que nos hizo sentir un por qué, algo que  nos enseñó que cuando hay un objetivo pleno de generosidad, el ser humano se muestra con toda su magnitud, con toda su grandeza. Tras un día como el de ayer todos dimos muestra de que podemos hacer cosas para cambiar nuestra realidad. Somos ‘saludarios’, es decir solidarios por salud: por la de los niños y niñas; por nosotros y nosotras, por la esperanza y la vida.

No encontramos palabras para tanto  agradecimiento que sentimos,  por tanto compromiso, por tantas miradas cómplices,  por tanto cariño, por hacer que Ekaitz y toda sus cuadrilla estuviese ayer en Durango con todos nosotros.

Cuando a nuestro hijo le preguntaban en el ‘hospi’ de Madrid de dónde era,  siempre decía «de Durango». Él siempre supo que era del mejor sitio del mundo.  Sus mayores sueños estaban en Durango,  no quiso nada más aunque le ofrecíamos todo lo que desease,  cualquier viaje, cualquier cosa. Él sólo quería estar en Durango con su gente así era FELIZ.

Ekaitz fue nuestro maestro de vida,  por eso gracias a todas y a todos porque sois grandes. Y cuando tengamos que decir de dónde somos recordad lo que habéis creado este domingo. Eskerrik asko desde el corazón de una duranguesa.

Millones de besos de luz desde el infinito y más allá (como Ekaitz repetía una y otra vez). También de su parte.

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: , , ,