CRÍTICA DE NUEVO DISCO DE SERMOND’S | por Ritxi Blanco | Libelula libre dago

Ritxi

Ritxi Blanco

Discazo. No hay más que hablar. El paso de cinco a cuatro piezas en el puzzle de Sermond´s ha casado definitivamente el stoner con el sonido punk rockero característico de los de Elorrio. Ya en su anterior disco, Bidegurutzean (Mauka, 2013), se vió la introducción de nuevos matices desérticos a la música del cuarteto. Grabado en Higain Estudios por HaritzArreguy, en Libelula (Mauka, 2015) se hacer mayor la presencia no solo del stoner, sino de otros elementos característicos del rock, grandes estribillos e incluso pasajes psicodélicos, manteniendo siempre ese estilo que les caracteriza. He de admitir que con Sermond´s me cuesta ser objetivo, pero me parece difícil que Libelula no guste.

Libelula

Arranca el CD Librelurra, guitarra fuzzilica al principio y riff machacón para ponerte los pelos de punta desde el primer momento. Se nota el especial empeño que han puesto en las voces y la canción avanza hacia un estribillo estratosférico.

Empieza Zuzen y siguen sorprendiendo. Sermond´s nunca había hecho un riff tan pesado, ¡joder como huele a pantano y a mosquitos! Entra el cencerro en acción, se te viene Kyuss a la cabeza y solo queda arrodillarte. Zuzeu, zuzeu, abiadura eta bolumena!

Le sigue MilaZaldi Ero, con una intro muy ambiental que continua ampliando el abanico de cualidades del trabajo. Un tema muy hardrockero y bailón, que puede recordar en algún instante a grupos como Wolfmother, con esa capacidad para mezclar grandes riffs, mejores estribillos y solos atmosféricos. Te das cuenta que Sermond´s han pasado de nivel. No solo mezclan estilos sino que los casan con sorprendente naturalidad.

La cuarta en el disco es Deiadar. Un comienzo de nuevo muy ambiental, donde se te pueden venir a la cabeza grupos como Led Leppelin o incluso Toundra. Le sigue otro riff marca de la casa, muy a lo Fu Manchu, de esos que cierras los ojos y sólo ves cactus y buitres. Sermond´s, Kings of the Road. De nuevo esos punteos con reverb que  ya no son noticia y otro estribillo colosal.

Es el turno de AldeIluna, otro temazo en el que el gran trabajo de las voces vuelve a quedar patente, ¡grandes! coros y un gran riff rompenucas en medio de la canción.

Acaba el trabajo Balen Kontra, tema que eligieron como adelanto del disco. Quizás la canción de Libelula que mejor representa esa transición que ha sufrido Sermond´s en los últimos años. Stoner pero punk, punk pero stoner. No hay mejor manera de finalizar el álbum.

En definitiva, Sermond´s ha mejorado en todo. Siguen teniendo, para mí, el mejor directo de Bizkaia y además lo acompañan con un trabajo espectacular. Perfecta amalgama de estilos musicales con el stoner y el punk como brújula, y encima, con lo que considero lo más importante de todo: Suenan a Sermond´s y solo a Sermond´s.

La libélula ha nacido. La libélula está libre. Y ya nadie la puede parar.

 

Trabajo de (gran) diseño gráfico para el disco de Ibon Urizar

Ibon Urizar

1 2 3 4

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: , ,