CARMEN BELAKORTU | «Me da pena que se derribe la sierra de 1933 de Olalde, pero la vida es así»

I. Gorriti

En diez días la empresa Maderas Belakortu será historia en el solar Olalde, en el que ha funcionado los últimos 82 años. La firma continúa con su producción en el camino a Goiuria, casi anexa al campo de fútbol de Larrako. Carmen Belakortu es hija del matrimonio que puso en marcha esta empresa en 1933. «Me da pena ver que lo comienzan a derribar porque es toda una vida ahí, pero las cosas son así, la vida es así», se conforma a sus increíbles 90 años en la entrada de su casa en la plaza Aita San Migel.

Maderas Belakortu 1

La sierra Maderas Belakortu que en unos días desaparecerá de ese horizonte de Iurreta. | PHOTO | Iban Gorriti

Luis Belakortu y María Ganboa fueron el matrimonio artífice de esta página de historia. Él era del barrio Esturo de Gorozika-Elexalde (Muxika), y ella de Apatamonasterio. Contrajeron matrimonio y compraron el palacio Olalde, donde aún vive Carmen, la única hija viva de cinco hermanos. «Este palacio era una herrería y montó la serrería para los hijos: Domingo, Jesús, Serafín y Jose (mellizos), Felipe y yo», agrega la buena de Carmen.

| «Ahora, ahí irán pisos» | En estas ocho décadas han trabajado, además de familia, «Ignacio, Juan Mari o Anton», cita. En estos momento, es un hijo de Carmen quien continúa con la producción. «Hizo Económicas, pero prefiere trabajar ahí». En un despacho, conserva dos cuadros: un óleo de la plaza San Miguel de Iurreta y en otra pared una foto aérea de la empresa, las de toda la vida de la firma Foat. «Da pena, pero hay que seguir. Ahora ahí irán pisos», señala con una agradable sonrisa.

Belakortu 2

Imagen de Maderas Belakortu en décadas pasadas. | PHOTO | Foat, cedida por Carmen Belakortu

Sabe que en tiempos cuando la «coyuntura económica repunte» -como valora el alcalde local, Iñaki Totorikaguena- se levantarán 64 viviendas. Este inmueble conexionará la zona patrimonial de Iurreta con el casco urbano. ¿Lo estima así también el alcalde? «Sí. Todo lo que sea urbanizar ese lado de la carretera es bueno para acercar la parte de la plaza con el casco urbano».

| Casco urbano sin empresas | Carmen analiza cómo cambiará todo. «Son muchos recuerdos, de cuando ahí también estaba el caserío de Ebro, la churrería… ¡Ha pasado tanto tiempo!», aporta. Y lo cierto es que con el traslado de Maderas Belakortu de Olalde a Larrako, y el próximo derribo de la empresa Salaberri, que también se queda en Iurreta, «ya no quedan empresas en el casco urbano», confirma el primer edil. Ya desaparecieron Fundiciones San Miguel («en Fundiguel el suelo está aún sin descontaminar», matiza el arquitecto municipal Ángel Basabe) y el solar de la chapistería se convirtió en un relajante jardín con parque infantil y fuente.

En menos de dos semanas, no quedarán vestigios de Maderas Belakortu en el solar de Olalde. El suelo se convierte en residencial. Habitable.

Belakortu 3

Un técnico encargado de las uralitas de amianto existentes en Maderas Belakortu. | PHOTO | Iban Gorriti

 

 

 

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: , ,