Vidrieras · ‘Las bellas luces ocultas del Duranguesado’, por Paula Mónica Betanzos

PAULA MONICA BETANZOS

Paula Mónica Betanzos

El Duranguesado es una bella comarca de Bizkaia, siempre la he identificado con el cosmos, debido a que Urkiola me parece un lugar mágico, donde una siente que esta más cerca de las estrellas y el Universo. La ubicación de la comarca favoreció la industrialización de finales del siglo XIX y principios del XX y con ello el desarrollo económico.

Este crecimiento, que en realidad se produce en toda Bizkaia, hace que la vidriera resurja como un arte decorativo ligado a la burguesía, «allí donde existía una enriquecida burguesía, se necesitaba un arte elegante y de mayor calidad».

Debido a esta progresión y al impulso del catolicismo tras el Primer Concilio Vaticano, de 1869, en el Durangesado al igual que en el resto de territorio histórico se restituyen programas de vidrieras , como las de la Basilica de Elorrio.

basilica de Elorrio

Basílica de Elorrio.

Este revival no se produjo solamente en relación a las antiguas iglesias, sino que se extendió a las de nueva construcción como las de la parroquia de las Carmelitas Descalzas en Durango (con la firma de la importante casa francesa Maumejean), las Mercedarias Misioneras de Berriz (obra del artista L.Lafórgue ), panteones como el de la familia Alzola en Durango (donde nos volvemos a encontrar la firma Maumejean), capillas de residencias particulares (como el palacio Lariz ), santuarios como Urkiola (con la firma de Vidrieras de Arte), colegios como los jesuitas de Durango, seminarios…

Ayuntamiento de Berriz

Ayuntamiento de Berriz.

Estos programas realizados en su mayoría por talleres extranjeros (pues en España no había talleres capaces de realizar nuevas vidrieras) entienden este Arte como un riguroso ejercicio académico, las formas, los modelos y las proporciones de las figuras son clásicas.

· Artes decorativas de la arquitectura civil · El desarrollo descrito no fue solamente vinculado a la arquitectura religiosa, sino que también formó parte del intenso renacimiento de las artes decorativas en la arquitectura civil. Es aquí donde la vidriera alcanza un desarrollo impresionante, como Arte desentendido de la función exclusivamente religiosa.

_K0A8801

Paula Mónica Betanzos trabajando.

En esta nueva andadura acorde a las tendencias artísticas de la época, la vidriera aparece con nuevas formas y nuevos estilos. Muchas de estas obras han desaparecido bajo los escombros de la arquitectura que las concibió, empresas, chalets… Algunas quiero creer que estarán guardadas, como el lucernario del Palacio Garay de Durango, en el que todavía podemos admirar vestigios de bellos vidrios decorados al ácido con dibujos en musselinas.

Palacio Garay

Palacio de Garay (Durango).

Desde el clasicismo hasta las nuevas vanguardias la vidriera ejercerá diferentes lenguajes dependiendo del emplazamiento. Algunos edificios representativos de instituciones como el Ayuntamiento de Durango eligieron un estilo clásico para el lucernario y escudos que realzan sus valores cultuales e históricos.

Las grandes empresas también utilizaron vidrieras con suntuosos escudos y bellas escenas de modernidad y progreso donde se representa el trabajo del taller, pero de estas nada queda, al menos que yo haya visto.

Santuario de Urkiola

Santuario de los Santos Antonios de Urkiola (Abadiño).

Podemos encontrar otras de carácter lúdico en alguna cafetería. Como vemos, las vidrieras se proyectaron con lenguajes acordes a los edificios y al uso de estos. En la vidriera doméstica que se instaló principalmente en las viviendas de la burguesía se optó por el confort, el lujo y la belleza que su luz transmite como en el Palacio Tola de Elorrio, Palacio de Berrriz, Casa Etxe Zuri de Durango… creando ambientes selectos.

* Paula Mónica (1970) es diplomada en nuevas técnicas aplicadas a la vidriera contemporánea

Tu publicidad en Mugalari

BANNER ATXONDO

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: ,