Elorriarras de Euskal Prospekzioa localizan los restos de un miliciano del Perezagua y junto a la Sociedad Aranzadi acaban exhumando a cinco excombatientes en Zeanuri

Fotografia nº 14

Texto: Iban Gorriti & Frentes de Euzkadi

Fotos: Mauro Saravia (Mugalari)

Pocas son las loas -debieran ser a diario- que se amplifican y dedican antes personas que se desviven por la memoria histórica. Su tesón y calidad tanto de trabajo como de entrega permiten poner luz allí donde un golpe de Estado militar fracasado derivado en guerra y 40 años de totalitarismo franquista posterior pusieron sombras, agujeros negros, interrogaciones con nuevas barricadas y esgrimiendo argumentos sin sustrato.

I2

Paco Etxeberria sigue la labor de sus compañeros. · PHOTO · Mauro Saravia (Mugalari)

Un ejemplo es el del pasado fin de semana en Zeanuri, en el Alto de Barazar y la labor de un grupo de personas -conocidas y anónimas a una- que se personaron en busca de un miliciano comunista del batallón Perezagua y acabaron exhumando en dos días un total de cinco cuerpos asesinados en 1937.  De forma más concreta el «7 de abril» -matizan- de aquel año de aquel calendario, cuando el  batallón fue enviado a la zona de Barazar para hacer frente a la  ofensiva iniciada por el bando sublevado con el objetivo de entrar en Bilbao, y más tarde en Santander. Cinco vidas de los compañeros de batallón del tío-abuelo Rosendo Lozano o de otros -«aún no está claro»-, destinos que poder dignificar en un Estado que ya ha adelantado a Camboya en cifra de personas desaparecidas tras una guerra. El gobierno central de Madrid es número uno en algo: en vergüenza.

Pero, lo dicho, el fin de semana ha sido «fructífero y emotivo a la vez», como matizan y enfatizan desde el Grupo de Recreación Frentes de Euzkadi. Bajo la dirección de la eminencia en antropología forense Francisco Etxeberria, miembros de Frentes de Euzkadi -algunos dentro del equipo de Euskal Prospekzio Taldea y Sociedad Aranzadi-, han participado en la exhumación del monte Altun.

Zeanuri Mauro

Uno de los milicianos exhumados. · PHOTO · Mauro Saravia (Mugalari)

A la convocatoria acudieron numerosos voluntarios, entre los que se encontraban los citados de Frentes de Euskadi, Euskal Prospekzio Taldea, Sociedad de Ciencias Aranzadi, Crónicas a Pie de Fosa -Pablo Domínguez ‘Triskel’ y Aiyoa Arroita-, Lubakikoak, Partido Comunista de Euskadi (PCE), Juan Luis Merino, entre otros. Con ellos se inició la tarea de recuperar en principio el cuerpo del excombatiente Pedro San Millán Beitia, natural de Elantxobe, varón casado y que residía en Bilbao. «Pertenecía a la 4ª Compañía del Batallón nº 10 Facundo Perezagua del Partido Comunista», detallan desde Euskal Prospekzio Taldea.

· Localizado el 15 de septiembre · La recuperación de San Millán dio comienzo el sábado con las explicaciones de los hermanos Alberto y Edu Sardón, elorriarras que localizaron el cuerpo el pasado 15 de septiembre y miembros de Euskal  Prospekzio Taldea. También tomó la palabra el historiador del grupo Kepa Ganuza, quien relató a los presentes un resumen de los acontecimientos transcurridos en la zona de la exhumación entre las tropas Republicanas y el autodenominado Ejército nacional.

Al tiempo que se iban realizando los trabajos y recuperando pertenencias personales del miliciano, se le pudo acabar dando la identidad. A su lado fueron saliendo un casco de origen checo, peines con diversos proyectiles, un plato y su placa de identificación de pulsera con su número: el 21.967. «Gracias al trabajo de investigación de nuestros compañeros consultando la base de datos de nóminas, pudimos darle identidad a estos restos encontrados», rememoran.

I3

PHOTO · Mauro Saravia (Mugalari)

Con esa alegría en sus manos, la sorpresa estaba por llegar. «Según se iba apartando la tierra alrededor del cuerpo, bajo la atenta mirada de Lourdes Errasti, aparecieron los talones de las botas de otro cuerpo y bajo los pies de Pedro el cráneo de un tercero», subrayan. Según testigos de la exhumación, un presente comentó que se dieron por desaparecidos el mismo día cinco combatientes de la misma compañía citada. «No estaba mal encaminado, transcurría el día y la emoción nos sobrepasaba, otro cuerpo, y otro…», subrayan.

· Recuperados de su «cautividad» · La jornada transcurría y comenzaba a caer la tarde. La poca luz, impedía el desarrollo de las labores, dejando a la jornada del domingo la conclusión de la tarea. El día 19 se trabajó toda la mañana y una vez finalizada la labor «hemos recuperado de su «cautividad» los cuerpos de los cinco componentes de la 4ª compañía del Perezagua, como diversos objetos personales y su equipamiento, tales como dos cascos checos, un casco Trubia, un fusil Mauser de origen checo, una bayoneta, dos platos de aluminio con sus cucharas, cartucheras con peines de cartuchería, una pipa de fumar, monedas del Gobierno Vasco y Gobierno Provisional…»

I4

PHOTO · Mauro Saravia (Mugalari)

Entre las personas presentes, se encontraron miembros del instituto Gogora con su directora Aintzane Ezenarro a la cabeza, el alcalde de Zeanuri, Eusebio Larrazábal; Juan Mari Atutxa, presidente de Sabino Arana Fundazioa, Miembros del Partido Comunista de Euskadi (PCE) con su secretario general Jon Hernández quien es parlamentario de Elkarrekin Podemos; el historiador José Ángel Etxaniz ‘Txato’, el director del Museo del Cinturón de Hierro de Berango, Aitor Miñambres; los fotógrafos Mauro Saravia, Manu Paz o María Luz Carballude; Alberto J. Sampedro (Ixile), miembro de Euskal Prospekzio Taldea, Nerea Villa, de Intxorta Kultur Elkartea,… «Desde Frentes de Euzkadi queremos dar las gracias a todas las personas que han colaborado en los trabajos de recuperación de estos cuerpos dándoles un descanso más digno y recuperándolos de la memoria», concluyen.

El Gobierno vasco lleva trabajando quince años -desde 2002- en la búsqueda e  identificación de personas desaparecidas durante la guerra del 36 y a  finales de 2015 presentó el Plan Vasco 2015-2020 de investigación y  localización de fosas.  En lo que va de ejercicio, se han realizado cinco exhumaciones: en Txaldatxur de Donostia (28 de enero), en Urkullu  de Larrabetzu (4 de febrero), en Legutio (25 de marzo), en Lemoatx (4 de junio) y en Altun este sábado y domingo.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: