25N · CECILIA SANTIAGO: «En el zapatismo, a diferencia del resto de México, no existe ni el feminicidio ni el suicidio»

Iban Gorriti

Iurreta recibió el jueves a Cecilia Santiago Vera, psicóloga y activista chiapaneca por los Derechos Humanos. Visita en los últimos tiempos Euskal Herria de la mano de Lumaltik-Herriak y TxiapasEkin. La mexicana, con la colaboración del ayuntamiento de la anteiglesia, impartió una amena conferencia en la casa de cultura Ibarretxe que acercó la actualidad del pueblo zapatista y, en extensión, del movimiento indígena por la dignidad de aquel país americano militarizado que arroja cifras terribles a tener en cuenta: siete mujeres asesinadas al día, cien mil asesinados al año, 30.000 desaparecidos,…

Zapatismo 1

La conferenciante en el centro de la imagen junto a brigadistas y público acercado a la conferencia de Iurreta.

Cecilia es natural de un pueblo en la frontera entre México y Guatemala y llega a nuestro país para dar voz al movimiento zapatista del EZLN. «Yo no soy zapatista. Ellas y ellos no salen de sus tierras, pero es interesante conocer cómo viven», matiza y comienza a explicar formas de trabajo, de lucha que son «un mundo paralelo al capitalista».

Cada una de las frases de esta psicóloga es un titular. Así, por ejemplo, merece la pena saber que las primeras personas que se coordinaron en el movimiento zapatista antes de darse a conocer al mundo el 1 de enero de 1994, «fueron las mujeres. Se organizaron antes que los hombres. Ellas protagonizaron la primera revolución interna. En 1993 surgió, por lo tanto, la ley revolucionaria de las mujeres zapatistas».

En sus organizaciones, regiones de «buen gobierno» -caracoles-, a juicio de la activista «no existe el feminicidio ni suicidios», algo de lo que México, por desgracia, conoce a diario. «No fue fácil que las mujeres tuvieran su presencia. Aún había quien decía a las mujeres que fueran a donde sus papas para pedir el permiso para ser insurgentas, pero  con el tiempo, el rol de la mujer ha cambiado. De hecho, acaba de presentarse una mujer indígena como candidata independiente, María de Jesús Patricio Martínez, la vocera Marichuy, a la Presidencia del país para 2018″, enfatiza orgullosa Cecilia.

Zapatismo 2

En octubre, recibieron en un caracol de Morelia a Marichuy. «Ella no quiere, como los zapatistas, ningún dinero del Gobierno, no quiere dinero mientras esté ensangrentado. Ella proclama que no hay que venderse, no hay que claudicar ni rendirse. No necesitan permiso para ser libres y asumen un cargo, pero nunca lo ocupan como un privilegio. Eso lo tienen muy claro», subraya.

La conferenciante asegura que el pueblo zapatista, su lucha, no está aletargada «como se pretende hacer creer desde México. La lucha sigue». Recuerda que son mujeres y hombres humildes. «Los campesinos somos los enemigos naturales del capitalismo, del neoliberalismo. Así, por ejemplo, Iberdrola quiere acabar ahora con unos territorios naturales. ¡Menuda rabia siento cuando veo esa torre de Bilbao! Uno de los principios zapatistas es que no volverán a robarnos nuestras tierras».

Zapatismo 3

Esta mujer mesoamericana denuncia el patriarcado. «El pueblo zapatista no caminaría si no lo hiciera también la mujer, muchas han sido violadas y asesinadas». Todo ello ante un sistema gubernamental «depredador». «El EZLN no busca la independencia, sino liberar territorios. Son indígenas, una población que en México es del 10% sin representación. El país tiene cien millones de habitantes y en él viven 60 pueblos o naciones», diferencia y concluye trasmitiendo que «los compañeros lo están dando todo. Desmilitarizados, conservamos las armas por si nos atacan, pero no nos da el corazón para matar así porque sí».

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.