‘RESILIENCIAS’ EN EL MUSEO DE DURANGO · ‘El pasajero extraño’, por Anisia Serendipia

Anisia

Anisia Serendipia

Resiliencias, exposición de fotografías, instalaciones multidisciplinares, videocreaciones, piezas híbridas… Josu Rekalde en el Museo de Arte e Historia de Durango, hasta el 15 de abril.

texto

MIS OJOS, QUE CODICIAN COSAS BELLAS _  Debo enfatizar que Terezin ha potenciado, no inhibido, el desarrollo de mis actividades musicales, que de ninguna manera he asumido para llorar sobre todos los ríos de Babilonia. Y que nuestro deseo de cultura igualó a nuestro deseo de supervivencia; y estoy convencido de que todos aquellos que, en la vida y en el arte, lucharon por forzar la forma para resistir a la materia, estarán de acuerdo con migo_ La psicología tomó el concepto de Resiliencia de la ingeniería, donde refiere a la magnitud que cuantifica la cantidad de energía que absorbe un material al momento de romperse por un impacto…

Resili

_De todo lo que se perdió, quedó al menos la voz de la niña_ Unas palabras de Viktor Ullman impresas en una de las paredes de la sala dando la bienvenida a la exposición, frente a dos reproducciones de  fotografía tomadas en 1936, sobre las que se ha realizado una intervención mínima con color: una habitación de hospital atendida por una monja; un buey siendo rescatado. Muy cerca un violonchelo con dos equipos de perfusión de suero (instalación multidisciplinar para sanar las heridas). Quiere arrancar una Suite, la No.1 en G1 de Bach para Cello me ha parecido. El entorno me ha traído el recuerdo de la lectura del Diario de Anna Frank, después de controvertida autoría, durante la Semana Santa de cuando yo tenía 12 años. También que cuando Emma Thompson inauguró en la Casa de Anna Frank un árbol homónimo, tras pegar en él la primera hoja, dijo sentirse personalmente vinculada con Anna. Le pasa a mucha gente, a mí también. También el poeta Yevgueni Yevtushenko  escribió lo siguiente: me siento en la piel de Anna Frank, que es transparente…

29542610_1834941360144387_3269019551427766152_n

Después de la lectura de aquella primera versión un tanto censurada por su padre, que después ha sido corregida y aumentada, una niña se preguntaba ¿quién traicionó a Ana Frank?, ¿cómo el Mundo había podido dejar que se cometiesen aquellos crímenes impensables? A la primera pregunta dio respuesta mi abuela materna, ella misma exponente de resiliencia: cuando yo era joven iba con mis hermanas a aprender a coser al taller de una modista. Supimos después que en él escondía a un hijo desertor. Durante el día, este  permanecía escondido y por la noche salía de su escondrijo. Pero este se enfrió y le entró la tos así que una amable vecina, los delató a los nacionales. Tras alegar que ella oía toser a un hombre por las noches, allí se presentaron los franquistas y mataron al chaval delante de la madre. A la segunda pregunta, Hannah Arendt y el paso del tiempo que me muestra lo sencillo que es que semejante horror se repita. Misa de réquiem seduciendo a la vuelta, hasta llevarte a la Memoria Amnesia (video): fragmentos del Guernica sobre Durango, 31 de marzo de 1937,  el espanto de la guerra viene del cielo; de 1943 a 1959 si le hubiera cortado las alas… pero yo lo que amaba era que fuera pájaro… lucha cuerpo a cuerpo por sobrevivir mientras al lado se proyecta la nada, o el comienzo. 1975, 1987 ¿qué significan para ti esas cifras? mientras sigue sonando una misa de Réquiem o ¿es la ópera  “El emperador de la Atlántida o la muerte abdica”, alegoría de Ullman contra la violencia? 2012, Sísifo ha perdido de nuevo la memoria, su amnesia necesaria para volver a empujar la piedra.

Aprecio que el término resiliencia es difícil de definir, amén de pronunciar sin olvidar la segunda vocal i, pero se entiende que es el fenómeno de desarrollo exitoso de una persona bajo condiciones adversas. Y que existe el acuerdo de que cuando se habla de este concepto se asume que implica competencia o un afrontamiento a la vez positivo y efectivo en respuesta al riesgo o adversidad. Otros sin embargo creen más apropiado hablar de patrones resilientes, sin considerarlo un rasgo de un individuo. Ya que la misma puede variar a lo largo del tiempo y de las etapas de la vida. El concepto no implica invulnerabilidad al estrés, sino que es la habilidad de recuperarse de eventos negativos. También se apunta que la resiliencia es mucho más habitual en los seres humanos de lo que se piensa.

_No mueras antes de morir_ Se suelen aportar como ejemplo de resiliencias los relatos de muchos supervivientes al Holocausto.

Anna Frank escribió su diario entre el 12 de junio de 1942 y el 1 de agosto de 1944. Al principio escribía solo un diario pero en la primavera de 1944 oyó por la radio un discurso del ministro de educación holandés en el exilio quien decía que cuando la guerra acabara se habrían de reunir y publicar todos los escritos que testificaran los sufrimientos del pueblo holandés durante la ocupación alemana y uno de los ejemplos que dio fueron los diarios. Anna Frank quedó impresionada por el discurso y su mente de niña decidió que publicaría un libro después de la guerra basándose en sus escritos. Empezó entonces a reelaborar y a pasar a limpio los apuntes que había hecho al mismo tiempo que siguió escribiendo su diario original. El 4 de agosto del 44, los soldados alemanes detuvieron a la familia Frank. En diciembre de 1944, Anna y su hermana fueron transferidas al campo de concentración de Bergen-Belsen, donde Murieron de tifus en marzo de 1945. Leí una vez  que Ana el día 12. Un mes antes de la liberación del campo. Miep Gies, protectora de la familia, había guardado los escritos de Anna y se los entregó al único superviviente de la familia, su padre Otto Frank, cuando ya fue una realidad que Anna no iba a volver.

En la casa de atrás nuestra querida Annita escribía y reescribía en la clandestinidad para luego. Como el compositor, pianista, director, profesor y crítico musical Viktor Ullman redactaba a mediados de 1942, poco antes de su ingreso en el campo de concentración de Theresienstadt, una lista exhaustiva de sus composiciones hasta aquel momento, de un valor incalculable al dar un inventario también de todas las obras perdidas o desconocidas, testificando con ella la terrible pérdida que también para el arte supuso la persecución nazi y la guerra. Después, escribiría su música desde ese campo donde, en lugar de encargársele un trabajo regular, ejerció como crítico musical y organizador de conciertos y conferencias sobre antroposofía y música. De padres judíos convertidos al catolicismo. La invasión nazi le atrapó en Praga en 1939 y en septiembre de 1942 fue deportado a Terezín: Terezin fue y será siempre para mí la Escuela de la Forma. Antes, cuando no era consciente del impacto de la vida material debido al confort, esa hazaña mágica de la civilización, yo encontraba sencillo concebir formas artísticas hermosas. Es aquí, donde debemos sobreponernos a las penurias de la vida material recurriendo al poder de la forma, aquí está la escuela verdadera para maestros, si convenimos con Schiller, en ver el secreto de la obra de arte en la aniquilación de la materia por la forma, que, probablemente, es la misión total del hombre, no sólo del hombre estético, sino del hombre ético (confiemos en los traductores). Viktor Ullmann fue trasladado a Auschwitz en 1944, donde murió días después en una cámara de gas.

Primo Levi sí que pudo contarlo pero, como aclaró el, no con la intención de formular nuevos cargos; sino más bien de proporcionar documentación para un estudio sereno de algunos aspectos del alma humana.

_Así murió Emilia, que tenía tres años. Emilia, hija del ingeniero Aldo Levi de Milán,_ En la sala suena una música pero no, no es el cuarteto de cuerda que Viktor Ullmann compuso en el campo, es Bach que quiere venir a curarnos las heridas. Con su chelo nos empuja a expulsar ese pasajero extraño que nos invade al ver tanta pieza descarnada frágil-resistente, como piezas de seres humanos por el suelo después de aquel bombardeo sobre Durango. Que nos empuja, después de ver que el bien y el mal caen del mismo cielo, más ahora que por Francisco sabemos que tal vez no exista el infierno. Que nos empuja por ese camino que conduce a la casa del poeta. Me susurran Viktor y Anna que el cielo es azul, y me animan a entrar, a mirarlo y a oír el fluir del agua. En la casa del poeta un gran agujero abierto en el techo deja ver el cielo, y este cielo si es azul, no como el otro que era negro Zeruak. Y recuerdo lo que dijo el que un día fuera Mensajero Mundial de la Paz y claro exponente de resiliencia, Facundo Cabral, que casi todas las revoluciones comenzaron con los poetas… Y Hannah Arendt pensaba que a los poetas se les perdona todo. Tal vez por lo que dijo mi idolatrado Raúl González Tuñón, por mostrarnos el sentido poético, es decir, profundamente humano, de la vida.

Leo en el catálogo editado para la ocasión “donde el camino a recorrer esta siempre por desbrozar. Nosotros somos quienes debemos adentrarnos en el, para desde la resiliencia saber querer encontrarnos”. Encontrarnos y escribir sobre esa proyección en blanco el encuentro de cada uno, a través de la Resiliencia. Del latino resilio, comprarte parte de significado con Reflexión,  esa parte del volver atrás… para encontrarnos. Resiliencias y Reflexiones, ambas bajo un mismo cielo, reclamando libertad y reclamando justicia hoy, 31 de Marzo.

Y a otra le parecerá otra cosa

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.