Aitziber Irigoras compatibilizará su puesto de alcaldesa de Durango con el de profesora en la Universidad de Deusto

A través de un escrito presentado en secretaría del Ayuntamiento de Durango, la alcaldesa de la villa, Aitziber Irigoras Alberdi, solicitó días atrás compatibilizar su labor al frente del Consistorio con el ejercicio libre de la docencia como profesora en la Universidad de Deusto. Esta Doctora en Derecho remarca que se trata de una decisión «libre, consciente y consensuada» tanto con su partido, con PNV, como con la propia institución. Ayer, la regidora elevó a pleno su petición y todos los grupos políticos con representación consistorial dieron luz verde a su petición.

Irigoras

Aitziber Irigoras.

Irigoras (Durango, 9 de septiembre de 1973), el 15 de febrero de 2018, dio a conocer que no se presentaría como candidata jeltzale a las elecciones de junio, cargo que corresponde en la actualidad en su partido a Mireia Elkoroiribe. La mandataria mantuvo en todo momento que volvería a la docencia tras acceder al consistorio local en 2003 y a la alcaldía el 8 de mayo de 2008 tras la muerte de su antecesor y compañero Juan José Ziarruta. Sin embargo, hubo voces discordantes que  le aupaban a otras instituciones públicas a pesar de que ella declaró que “seguiré vinculada al partido como afiliada que soy, y a disposición del mismo para lo que necesiten, así que abandonar no lo abandono, pero en principio mi intención es volver a la docencia”.

A día de hoy, a sus 45 años, mantiene aquella misma postura. «Soy plenamente consciente de que esta compatibilidad no resta ni un solo esfuerzo a la dedicación a nuestro Ayuntamiento. Con la misma intensidad y con las mismas ganas hasta finalizar el mandato», valora Irigoras, quien se muestra «muy orgullosa de ser y de haber podido ser durante tanto tiempo la alcaldesa de mi municipio. Un gran honor», agrega a este diario digital.

pleno Durango lunes IBAN

Pleno con Ziarrusta como alcalde. PHOTO. I. G.

 

PERMISO · Ha solicitado la compatibilidad con la docencia al Pleno «y, en consecuencia, al pueblo de Durango. Lo he hecho porque es el único modo de volver de manera lógica a mi trabajo de origen en la Universidad de Deusto. Pidiendo permiso de manera transparente y con honradez», apostilla la munícipe. La alcaldesa agradece al resto de corporativos y corporativas del PNV, EH Bildu, Herriaren Eskubidea, PSE-EE y PP que «hayan entendido la solicitud y la hayan aprobado por unanimidad», afirma quien desde niña está vinculada al partido jeltzale «de la mano de mis padres y mis abuelos».

Tras 15 años como concejala, primero, y alcaldesa del Ayuntamiento de Durango, Aitziber Irigoras (PNV), anunció ya casi un año que no sería candidata a la alcaldía en las elecciones municipales de mayo. Como jurista, Irigoras se dedicó durante años a la docencia en la Facultad de Derecho de la Universidad de Deusto. «De esos años destacaría la enorme satisfacción que era ver el desarrollo y el avance de las alumnas y alumnos a lo largo del curso. Y lo orgullosa que me siento cuando, todavía ahora, me cruzo con quienes han sido mis alumnas y alumnos convertidas y convertidos ya en grandes profesionales», manifestaba en 2016 e iba más allá: «Esa experiencia docente ha sido clave también para mi trabajo en el Ayuntamiento, donde la labor fundamental pasa por estar con las personas, atenderles, escucharles y, en la medida de lo posible, ayudarles. También han sido importantes los procesos negociadores con otras formaciones políticas», concluye esta amante de los viajes, apasionada de los libros, la Historia y la música de Benito Lertxundi.

 

Pleno 1

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

One Response to “Aitziber Irigoras compatibilizará su puesto de alcaldesa de Durango con el de profesora en la Universidad de Deusto”

  1. Elkano dice:

    La verdad es que no acabo de entender este asunto.Faltan 4 meses para que acabe su mandato y el curso acabará en junio (o acaba ya no se). ¿Qué razones no explicitadas pueden existir para que esa petición se realice en esas condiciones?. ¿Va a empezar a dar clases hasta que acabe el curso, es decir durante cuatro meses a la voz de ya, 8 años después de haber abandonado la docencia sin un reciclaje previo?. ¿Se trata de una huida hacia adelante por saturación en su puesto de mandataria ante los últimos reveses en su gestión?. Y por parte de la unanimidad a aceptar su petición por los grupos políticos que se dan cita en la corporación, ¿estamos ante el conocido lema de «entre bomberos no hay que pisarse la manguera». A lo dicho, con los datos disponibles, el tema me parece perfectamente obscuro.

Deja una respuesta

- Obligatorio

- Obligatorio