‘Estamos bien en el refugio los 33’, por A. Serendipia

 

Anisia

Anisia Serendipia

Hoy, celebración de San José, he recordado aquel inolvidable- olvidado rescate de la mina San José en Chile. Fue el año 2010. Muchos lo recordarán ahora y seguro que otros tantos siguieron el caso día a día por televisión. El “Viva Chile, mierda” que gritó Piñera seguro que lo recuerdan ¡seguro!

QueVerdeEraMiValle

Treintaitrés mineros quedaron atrapados desde el 5 de agosto hasta las 21:56  del 13 de octubre, momento del día en que salió Luis Urzua, de 54 años, jefe de turno y uno de los lideres del grupo (junto a Mario Sepúlveda) que asumió el mando nada más producirse el accidente. Llevaba 31 años como minero y solo 2 en San José. Por su condición de líder fue el ultimo en abandonar la mina, el primero había salido a la 00:10 de ese día: “cumplió con su deber, saliendo al último, como lo hace siempre un bien capitán”, fue lo que le dijo el presidente del país después de pasar 69 días a 720 metros de profundidad.

Las labores de rescate comenzaron 8 horas después del accidente. En un principio, los mineros atrapados intentaron subir pero la empresa minera no había terminado de construir la salida de emergencia. Dos días después, un segundo derrumbe llevó al gobierno chileno a cancelar el rescate  pero la protesta de los familiares consiguió que el gobierno lo intentara de nuevo. El día 22 de agosto, los mineros fueron localizados con vida. Los mineros pintaron con pintura roja una sonda lanzada por los rescatadores, como señal de que estaban vivos, y poco después pudieron hacer llegar una nota escrita por José Ojeda que fue leída por el presidente Piñera: Estamos bien en el refugio los 33.

_¡Ceacheí, los mineros de Chi-lé!_Seguro que recuerdan el Campamento Esperanza fuera de la mina, con su alcaldesa y todo, María, la hermana del minero Darío Segovia. Dentro de la mina, llevaban ya 17 días bajo tierra, los mineros “se habían organizado para racionar la muy escasa alimentación encontrada en el refugio, potabilizar agua y sostener un espíritu de solidaridad que les permitiera mantener el optimismo y la convivencia” .

Los hombres crecen bajo tierra.

De todos esto se rodó un telefilm: “Los 33 de Atacama”, en la que se nos muestra no solo la unión de los mineros frente a la adversidad, también la unión de un pueblo cuando lo exige la necesidad.

_En blanco y negro_Pero lo que les venía a recordar es un clásico, la maravillosa cinta de John Ford “¡Que verde era mi valle!”, Óscar a la mejor película de 1941. La vida de una familia minera de Gales, vista por un niño.

Siempre está bien recordar al poeta Raúl González Tuñón: De todas maneras cada semana la flor anuncia un constante recuerdo. Si está sola su insistentes perfume se reparte y murmura: camaradas, vosotros estáis  ahí.

 Y a otro le parecerá otra cosa

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: , ,