El equipo de gobierno reprocha al saliente que «no hiciera nada» para mejorar inmuebles que van a cerrar

 

Tras dos días en los que han ido saliendo informaciones sobre el cierre de Pinondo Etxea, a lo que se ha sumado hoy, nuestra noticia sobre la clausura también del Palacio Garai, el equipo de gobierno de Durango (EH Bildu y Herriaren Eskubidea) acaba de difundir una nota de prensa en la que reprocha a los mandatarios anteriores que «no hicieran nada» para mejorar los inmuebles que a partir de ahora esperan rehabilitar. 

Pinondo Etxea

Pinondo Etxea. © I. Gorriti

A continuación publicamos el documento íntegro sin valoración alguna de este medio:

 

El Ayuntamiento de Durango desaloja Pinondo Etxea por peligros estructurales

 

· El equipo de gobierno lamenta que, después de que en 2009 un estudio informara de los problemas estructurales del edificio, anteriores responsables municipales no hubieran hecho nada al respecto

El ayuntamiento de Durango ha decidido desalojar Pinondo Etxea por los problemas estructurales del edificio, cuya constancia se remonta a un informe realizado por la empresa Tecnalia en 2009, y en el que durante todo ese tiempo no se ha hecho ningún trabajo. Tras más de 10 años en los que los anteriores equipos de gobierno ignoraron el estudio de 2009, los actuales responsables municipales decidieron hace unos meses realizar un nuevo estudio, el cual ha dictaminado la peligrosidad de seguir haciendo uso de ese inmueble. Dicha decisión obliga a las y los responsables municipales a dar una alternativa a las asociaciones que utilizan el citado edificio, para lo que ya se encuentran trabajando.

Este martes, la alcaldesa Ima Garrastatxu y el teniente de alcalde Julián Ríos, junto a técnicos municipales, se reunieron con las asociaciones para explicarles la situación. “Hemos querido darles la noticia en persona y que fueran las y los primeros en enterarse, y no por la prensa. Creemos que durante 11 años nadie se ha atrevido a comunicárselo y que esa es una de las razones por las que este edificio está como está: por miedo a hacer frente a esta situación y por una dejadez política hacia este pueblo y hacia a quienes vivimos en él. Es inaceptable que hayamos tenido que llegar a este punto, cuando había un informe de 2009, desde exactamente hace 11 años, que nos avisaba de la situación de este edificio. La cuestión es que si en aquel entonces se hubieran hecho los trabajos, ahora no estaríamos en esta situación”, han explicado Garrastatxu y Ríos.

Palacio de Garai

Por ello, el equipo de gobierno lleva meses trabajando alternativas para recolocar de manera provisional a las asociaciones en distintos edificios públicos. Además, no son las únicas asociaciones a las que se les dará una nueva alternativa, ya que el equipo de gobierno se comprometió igualmente con las asociaciones que hoy en día usan el palacio de Garai a buscarles una salida. “Dicho palacio lleva apuntalado desde que era la antigua biblioteca, hace más de 10 años, y hasta ahora tampoco nadie se había preocupado por ellas y por ellos. Volvemos a repetir que durante muchos años se ha actuado con una dejadez inusitada. Después de tantos años, ahora solamente reformarlo supondría una obra de más de un millón de euros”, han explicado responsables municipales.

Por ello, tras la primera reunión en las que se ha comunicado a las asociaciones la necesidad de abandonar Pinondo Etxea, el ayuntamiento comenzará en los próximos días a reunirse individualmente con las asociaciones para conocer las necesidades específicas de cada asociación.

Respecto a posibles reformas, el equipo de gobierno explica que, según los técnicos, solo el arreglo de la planta baja de Pinondo Etxea supondría una inversión de 400.000 euros y seis meses de clausura para trabajar en él, y reformarlo íntegramente costaría alrededor de un millón de euros y un año entero de trabajos, y ello no aseguraría su posible uso para las asociaciones locales, dado que la estructura no está diseñada para estos usos, sino para viviendas.

Edificios e instalaciones en mal estado

El equipo de gobierno realizó hace un año un estudio junto a técnicos municipales, constatando el grave estado de muchos edificios e instalaciones municipales debido al nulo mantenimiento durante largos años. Además del propio Pinondo Etxea, la antigua residencia Uribarri de San Agustín, el antiguo hospital, el Polideportivo de Tabira, el frontón Ezkurdi, el caserio Kapitanea, el bar del frontón de San Fausto o las pasarelas de Pinondo y la calle Oiz son, entre otros, ejemplos de ello.

En dicho análisis se puede observar, por ejemplo, que el actual estado de la cubierta de la residencia Uribarri de San Agustín era deplorable, y que la última obra se realizó en 1982. Ante el peligro real de derrumbe, miembros del equipo de gobierno decidieron antes de finalizar el año anterior realizar diferentes trabajos para asegurar la supervivencia del edificio, invirtiendo 61.450 euros en tareas de apuntalamiento.

Además, el ayuntamiento acaba de terminar de arreglar las pasarelas de Pinondo y la calle Oiz, así como el caserío Kapitanea. Además, las obras en el bar del frontón de San Fausto comenzarán en breves.

“Cuando se habla de herencias envenenadas, esta es una de ellas. De aquellos barros, estos lodos”, han apostillado portavoces municipales.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Los comentarios están cerrados.