‘Inconcienciación’, por Mariano Martín

MAriano-Martin
Mariano Martín

 

Cumplir el compromiso prometido

es lo que demanda al que ha jurado,

ante el sacro crucifijo bendecido

que confía en lo asumido y lo pactado.

Desde el Cielo el Santo Dios ha concebido

al Hombre para ser bien adiestrado,

renegando de ese mal de pervertido

y respetar ante la Tierra lo firmado.

Prometer hasta obtener y recordarlo

para estar ante el altar entronizado

y después de conseguido es olvidarlo.

Y vi llorar con gran pesar al Crucifijo

al ver jurar en vano al desalmado

engañando tanto al Padre como al Hijo.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Los comentarios están cerrados.