‘Descoordinación’, por Mariano Martín

MAriano-Martin

Mariano Martín

 

Creados para vivir

y nacidos para gozar,

nos toca implorar y morir

y sin poderlo evitar.

 

Con derecho a ser Hombre feliz

y obligado a sentir y crear,

en la Vida un pequeño desliz

hace grande un inmenso dañar.

 

Qué pena que siento y me da

ésta Vida y su gruesa cadena,

tan fuerte que aprieta y condena

y nos priva de la Libertad…

recorro las rutas sin más

y piso la sangre y la arena,

al menos el Cielo y la Tierra

me prestan su ardor con su paz.

 

No sabemos lo que hacer

ni entender donde fluir,

a quién buscar y en qué creer

y encontrar a qué seguir…

con el deber de saber

y el haber a construir,

olvidamos lo de ser

un recuerdo a transmitir.

 

Qué tristeza caminar entre las calles

las plazas qué pobreza ver vacías,

los cuerpos sin afán y sus detalles

y las almas contemplar ver pasar los días.

 

Sueño es o realidad

en el tiempo de nacer,

esa forma de pasar

que discrepa en nuestro ser.

 

No se bien con quién estar

y es el mal con su exigir,

quien agobia nuestro andar

y que sirve a lo infeliz…

en el ir y en el venir

en la calma o la ansiedad,

es el Mundo y su latir

la semilla de heredad.

 

Hay pesar entre los planes

falta el gusto y la alegría,

esas danzas y cantares

que tanto hermoso nos decía.

 

Nos perdió acaso no sé

el motivo al elegir,

lo que oculto no se ve

y se niega a relucir.

 

Intento querer sonreír

procuro negarme a llorar,

volar y poder describir

el camino de la Humanidad…

qué debemos predecir

no hay principio sin final,

ignoramos qué inscribir

cuando falta el ideal.

 

Miro al Cielo y le pregunto

y la Tierra respondía,

es lo exacto, siembra y justo

que este Mundo merecía…

o el retrato que a su gusto

sin disgusto se crecía,

desoyendo lo que adjunto

junto al Orden se mecía.

 

Es la Ley del Universo

la misión de la Creación,

de lo uno y lo diverso

la razón y sinrazón…

pasaremos el proceso

acaso existe otra elección,

y seguiremos ese creso

rumbo fiel de inspiración.

 

Ya vislumbro allí una Luz

de fe, esperanza y resplandor,

un color que siendo azul

es y está en cualquier color.

 

Y en el Amor he de vivir

ser su Estrella y ser su Flor,

y al Ser Humano convertir

en una Nueva Recreación.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: , , ,

Los comentarios están cerrados.