‘La cruz’, por Mariano Martín

MARIANO MARTIN

Mariano Martín

 

¿La Cruz, Señor, con que nos cargas

no la ves, Amor, pesada?

¿Con qué razón y qué derecho

y para qué, Di, fue creada?

 

¿Puedo el Cuerpo soportar tantas llagas?

¿La sangre adsorber tan cruel proyecto?

¿Tener tantas heridas ulceradas

obtiene el Corazón algún provecho

y el Alma sentirse liberada?

 

Por ti nacimos a esta Vida con amarras

tras el pacto establecido por consensos,

entre el Espíritu Divino con sus auras

y el Humano confirmando sus asensos.

 

Descendimos desde el Cielo hasta la Tierra

y en la Tierra comenzamos el proceso,

ese hecho que provecho nos hiciera

ser el Rey sin otro rey del Universo…,

pero algo nos trató de tal manera

con la mente proveniente de un ascenso,

que del sueño en que nacimos la quimera

nos condujo con engaños al descenso.

 

La Cruz, Señor, tenida en cuenta

nos recuerda lo del paso y el rosario,

y con fervor de aniversario nos alienta

a seguir lo que vivimos a diario…

sin negar la oscuridad y la revuelta

aceptando con valor cada escenario,

que de seguro y ordinario representa

el puente de la Luz extraordinario.

 

Hoy se nos presenta

cruzamos hoy otro Calvario,

cuanto nos cuesta, Señor, subir esa cuesta

con la corona sangrando, los clavos llorando, envuelto en sudario…

y de frente la Puerta, presente y dispuesta, a estar siempre abierta

alerta y orando,

perdonando el pecado, la gracia devuelta

y la gloria entre danzas cantando.

 

Dura y fría es la Cruz, Señor, con que nos cargas

pero sé que de la mancha no nos queda nada,

todo queda limpio cual barbecho

para volver a ser la Vida nuevamente cultivada.

 

Si llegados son los días que nos llamas

a cumplir con el tratado que hemos hecho,

que la Cruces, de enemigas a aliadas

consagradas, te rindan pleitesía, Señor, porque Tu pecho,

nos libera de las lanzas infectadas.

 

Aceptando con honor que las Cruzadas

son los hechos de una Historia ya anunciada,

bendecir la Santa Cruz en cada hecho

a Tu altura nos coloca, Señor, entronizada.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Los comentarios están cerrados.