¿Sabes quiénes formaron la histórica saga de los Larrea de Etxano?

Zornotza ezagutu

Ya en el siglo XVII nos encontramos a los señores de Larrea dueños de dos casas-torre de su apellido, entroncadas entre sí, ambas de similar arquitectura, situadas una en Etxano (Bizkaia) y la otra en Argómaniz, en la llanada de Araba, y que brillaron como grandes personajes y hombres de consejo en torno a los reyes Felipe IV y Carlos II.

LARREA

Teresa Francisca Mudarra y Juan de Larrea y Larrea. AMOREBIETA-ETXANOKOKO UDALA

JUAN BAUTISTA DE LARREA

Nacido en Argómaniz (Araba) el 17 de abril de 1600, estudió desde muy joven en Salamanca llegando a ser catedrático. Gran autoridad en materias jurídicas y económicas, sirvió al Rey Felipe IV como abogado del Real Fisco y en calidad de Oidor del Consejo Supremo de Castilla. Fue Caballero de la Orden de Santiago, hombre culto y buen jurista. Nos dejó numerosos libros escritos, entre los que merecen especial mención sus comentarios sobre los Fueros de Bizkaia. Murió en 1645.

JUAN DE LARREA Y LARREA

Hijo del anterior, fue Caballero de la Orden de Santiago, señor de la casa torre de Larrea y también consejero y secretario del Rey Felipe IV. Llegó a ser Electo enviado extraordinario al Rey de Inglaterra. Ordenó la construcción de una ermita dedicada a San Juan Bautista que fue edificada entre 1647 y 1650. Falleció en el año 1662. Al no tener descendencia directa cedió el mayorazgo a su sobrino y homónimo Juan de Larrea y Henayo.

JUAN DE LARREA Y HENAYO

Caballero de la Orden de Calatrava, fue bautizado en 1642. Favorecido en la Corte con no menos prebendas que su tío, llegó a ser Secretario de Estado de Carlos II. En 1695 y viendo el estado ruinoso de la ermita erigida por su antecesor, Juan de Larrea y Henayo acordó derribarla para levantar en su lugar un templo mayor y más suntuoso, más en armonía con el estilo renacentista de su propio palacio.

La nueva iglesia acabó de edificarse en 1704 y así se conserva desde entonces. Juan de Larrea y su esposa Teresa Francisca Mudarra y Herrera juzgan conveniente para un mejor servicio de la iglesia ponerla en manos de la Orden de los Padres Carmelitas, quienes toman posesión del recinto religioso el 3 de febrero de 1713, año en el que muere en Madrid Juan de Larrea y Henayo.

REGALO DE CARLOS II

El 7 de enero de 1724, la comunidad religiosa, reforzada con nuevos miembros, inicia una etapa de observancia regular en el convento y de atención espiritual a los fieles. Es el momento de que pasen a la iglesia y al covento las alhajas (imágenes de talla, cuadros, ornamentos, cálices, etc.), que los fundadores, ya difuntos, habían incluido en su donación.

Entre ellos, destaca una artística Custodia, regalo de Carlos II al fundador Juan de Larrea. La casa torre de Larrea no corrió la misma suerte que la iglesia ya que en la guerra de 1936 fue utilizada como cuartel y más tarde destruida a mediados de mayo de 1937.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Los comentarios están cerrados.