La cruz franquista que el Ayuntamiento de Durango iba a derribar sigue en pie «gloriosa» en el cementerio

Sin noticias. Corría el año 2019. Todos los partidos demócratas del ayuntamiento de Durango (PNV, PSE-EE, EH Bildu y Herriaren Eskubidea) junto a la comisión municipal llamada Martxoak 31 -no confundir con el grupo de rock- decidieron cumplir con la Ley de Memoria y literalmente «eliminar la cruz de la capilla franquista del cementerio de Durango, así como otros símbolos que están en su interior». Así lo recuerda la hemeroteca, sin embargo este Valle de los caídos durangarra continúa a día de hoy intacto. 

meme-CEMENTERIO-CAPILLA-DURANGO-copia (1)

Meme. Herror 404

Entonces gobernaba el PNV en coalición con el PSE-EE. La entonces alcaldesa declaró a los medios lo siguiente: «La cruz y un cristo del interior del inmueble pueden tener los días contados, pero debe quedar claro que la capilla no la vamos a derribar”. Fue entonces cuando este periódico digital informó de que el Archivo Municipal de Durango cuenta con los planos de la capilla que se construyó días después de acabar la guerra civil en 1939 tras derribar otra que había. “Será un panteón capilla para honrar a los mártires y héroes de campaña en el cementerio de Santa Cruz”, detallan las credenciales franquistas de la época registradas en el Consistorio.

CRUZ FRANQUISTA


Cruz franquista del cementerio de Durango. I. Gorriti

 

Este medio ya confirmó con detalles cuándo se construyó y por qué.  A día de hoy  denominada como Espacio de Paz y Reconciliación es un monumento funerario sin ninguna duda franquista que conserva simbología católica, cuando se supone debiera se laica para que represente a la totalidad de la ciudadanía.

El pliego de condiciones deja claro cuál era el objeto de su construcción en 1939 -días después de ganar el dictador Franco la guerra civil- como notifican los documentos custodiados en el Archivo Municipal de la villa. Dos años después, de que la Alemania nazi, la Italia fascista -ejecutora del raid- y la España golpista bombardearan en estrategia militar conjunta el inocente pueblo con más de 336 personas asesinadas de ambos bandos.

CEMENTERIO DE DURANGO CAPILLA FRANQUISTA del Archivo Municipal

Nueva capilla franquista y aún en pie. Archivo Municipal de Durango

En casos similares, el pleno del Ayuntamiento lemoarra aprobó con los votos de Bildu y PNV en 2014 la demolición de la Cruz de los Caídos que coronaba la Peña Lemona.

Ya el alcalde Juan José Ziarrusta -años atrás regidor del PNV- puso en marcha un proyecto para eliminar la simbología franquista del inmueble. Se desvistió el interior de las placas de mármol con los nombre de los “caídos por España”, incluso las “gloriosas” vidrieras -en la actualidad hay cristales- y la simbología exterior, excepto la cruz gigantesca franquista que sigue siendo el pico de altura del cementerio. Es decir, se quitó incluso el símbolo de Cristo de la entrada y se dejó su forma de escudo, pero no la cruz.

La asociación memorialista Durango 1936 Kultur Elkartea, desde años atrás, no comulga con que la capilla franquista se convirtiera y rebautizara como espacio de paz y reconciliación, lugar en el que se instaló una pared de mármol con el nombre y apellidos de los muertos de los bombardeos del 31 de marzo y 2 y 4 de abril de 1937 junto al nombre y apellidos de los fusilados por republicanos como vendetta del bombardeo fascista no planificado del 26 de septiembre de 1936 en la localidad.

93-204

El PNV del equipo del alcalde Ziarrusta eliminó este mármol y vidrieras. Archivo Municipal de Durango

Argumentan, que como capilla que es sigue un espacio religioso católico en el que algunos de los ‘homenajeados’ no les gustaría ser citados, como pueden ser comunistas, anarquistas o socialistas. Y, por otro lado, aducen que a aquellas personas que «no les gustaría estar junto a sus verdugos».

93-206

Foto de los años 40 del interior de la capilla.  Archivo Municipal de Durango

En 2008, con Ziarrusta como mandatario local, Aralar y Ezker Batua participaban junto al PNV, PSE-EE y PP en la ofrenda floral que se mantenía cada año en el interior de esta capilla. Más adelante, Aralar dejó de asistir al acto justificando también que el acto oficial era «religioso».

Cementerio Jimi 3

La capilla en la actualidad tiene cristales en vez de vidrieras. I. Gorriti

El equipo de gobierno saliente compuesto por PNV y PSE-EE declararon a los medios que harían una serie de cambios. De hecho, en 2017, la entonces regidora Aitziber Irigoras (PNV) manifestó que “la cruz y un cristo del interior del inmueble pueden tener los días contados, pero debe quedar claro que la capilla no la vamos a derribar”.

El Ayuntamiento de Durango publicó días atrás este vídeo antifascista, antifranquista, en el 84 aniversario del bombardeo contra Durango. Puedes verlo pinchando aquí. 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Los comentarios están cerrados.