El abadiñarra Nicolás Urien, un maestro de la música en el mundo

Sabino Arana Fundazioa

Tal día como ayer, el 8 de septiembre de 1869, nació en Abadiño, en el caserío Ganzaga, este compositor vizcaino que triunfó en las principales capitales europeas de la época.

URIEN

Imágenes de Sabino Arana Fundazioa.

Su temprana afición a la música hizo que durante dos años hiciera a pie el trayecto de Abadiño a Berriz, diariamente, para atender a clases de solfeo. A los 16 años de edad se trasladó a Madrid para cursar estudios musicales. Allí, el tenor Julián Gayarre le animó a estudiar canto, pero, finalmente, Urien decidió dedicarse al piano y a la composición. Amplió sus estudios en Milán, ciudad en la que estrenó con gran éxito su ópera Una notte nel Deserto, en 1885, y que posteriormente se representó en Turín y en el Teatro del Buen Retiro de Madrid (1896).

«Muy apreciado en el extranjero»

Además de la partituracitada, Urien compuso otras obras como El Alcalde de Zalamea, El Filtro y La Atlántida, basada en un poema de Jacinto Verdaguer. Asimismo, su interés por la música sacra le llevó a componer varias misas y un Ave María. Escribió también oberturas, fantasías y melodías vocales. Muy apreciado en el extranjero, Urien actuó como director de orquesta en importantes capitales europeas hasta que el mal estado de su salud le obligó a retirarse a su pueblo natal, antes cumplir los 40 años. Una de sus últimas composiciones fue un zortziko para la Banda Municipal de Bilbao. Falleció en Abadiño el 26 de mayo de 1909.

«Nunca pudo dominar el idioma español»

En una semblanza dedicada a su persona que realizaba la revista Euzkadi en 1914 se decía: “Nicolás de Urien fue, en lo físico, un verdadero vasco, de alta estatura y complexión atlética, y por su carácter entero y aventurero fue también digno de aquellos euzkos del siglo XVI que a todas partes llevaron la impetuosidad de su acción enérgica, desprovista de galas de oratoria, pero eficaz en prácticos resultados”.

Y culminaba el reportaje sobre Nicolás diciendo: “Nunca pudo dominar el idioma español y solo llegó a hablar correctamente el italiano y el euzkera; lo que nada tiene de extraño porque en su aldea de Euzkadi y en Italia o con los italianos pasó la mayor parte de su vida”.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.
Etiquetas: , ,

Los comentarios están cerrados.