AUTORES · Y así vio (y pintó) Darío de Regoyos la Cruz de Kurutziaga

AUTORES

Darío de Regoyos

«De esta forma, sin mujer y con cuatro hijos, nuestro artista decide pasar el verano en Durango cerca del sanatorio donde se encuentra internada su mujer. Se instala en un piso alquilado de la calle Artecalle, nº 6. Numerosos son los rincones de esta villa que transforma en obra de arte: Artecalle, La Puerta de Santa Ana, La Cruz de Curuciaga, en referencia a la cruz de Kurutziaga».

Extracto de Mercedes Prado, comisaria de la exposición que se celebró justo hace un año en el Museo de Arte e Historia de Durango. 

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Los comentarios están cerrados.