Está por asomar la estrella del sábado, los hago ahora así y después veremos

Anisia

Anisia Serendipia

Christine Etchevers expone en el Museo de Arte e Historia de Durango. Hasta el 8 de enero de 2017. Esta vez no tienen la excusa del poco tiempo…

15137517_1628109174160941_6153687811416103789_o

La artista. · PHOTO · Museo de Arte e Historia de Durango

MIS OJOS, QUE CODICIAN COSAS BELLAS_ Se acercaba el anochecer del sexto día, chequeo Dios su listael universo”. Universus, el cosmos: quién contiene a la diversidad y es la Naturaleza. Es todo, sin excepciones: materia, energía, espacio y tiempo. Lo que es, lo que ha sido y lo que será: “el pasado, el futuro, morar allí, como el espacio indisolublemente juntos”, anhelaba W. Whitman.

Chequeaba Dios su lista al anochecer del sexto día …aguas que están encima de la bóveda y aguas debajo de la bóveda, SEPARADAS.

La vía láctea_ esa galaxia entre miles de millones de galaxias que forman El Universo.  Una tenue banda de luz que atraviesa el firmamento terrestre donde se encuentra el Sistema solar perdido entre las estrellas, en cuyo centro se encuentra esa que llamamos el sol,una bola amarilla y caliente alrededor de la que orbita la Tierra. HECHA.

El cielo_ esa parte del espacio sobre la Tierra donde se ven ese Sol, la Luna y las estrella. HECHO.

La Tierra_ ese planeta, el planeta azul que la abundancia de agua en su superficie lo distingue de otros en el Sistema Solar. Su hidrosfera: los océanos, los mares que, movidos por el viento producen sus añiles olas; la tierra: si son caminos avanzamos, sobre nosotros es la muerte; sus estaciones: el invierno, las flores y la verde hierba de la primavera. HECHA.

¿Falta algo? Se inquieta el Dios del poeta Samoilovich.  Oh, sí, estos dos. Se hace de noche y faltan estos dos.

Dicen que los cometas son cápsulas testigo del nacimiento del Sistema solar, que son material prístino que no formó planetas, por lo que no ha sido polucionado por la evolución geológica planetaria que ha modificado las rocas. He leído, aunque para creerlo haya que tener tanta fe como para creer en este Dios del poeta, que algunas investigaciones apuntan a que los materiales que componen los cometas son materia orgánica y resultan determinantes para la vida, lo que daría lugar a que en la temprana formación de los planetas impactaran contra la tierra y dieran origen a los seres vivos: El polvo de las estrellas se convirtió un día en germen de vida. Y de él surgimos nosotros en algún momento, cantaba algo así el inolvidable Mikel Laboa.

El cometa Hale-Bopp (C/1995 O1) fue descubierto el 23 de julio de 1995 a gran distancia del Sol y creció la expectativa de que sería un cometa muy brillante cuando pasara cerca de la Tierra. Fue uno de los más observados en el siglo pasado, uno de los más brillantes que se han visto en mucho tiempo y pudo ser contemplado a simple vista durante 18 meses. Uno de los últimos días de marzo de 1997 embarqué rumbo a Manchester en un ferry que cubría la ruta entre Santander y un puerto al sur de Inglaterra. Dicen que Hale-Bopp superó todo lo esperado cuando pasó por su perihelio el día 1 de abril y por eso se le llamó  el Gran Cometa de 1997. Yo lo miré muchas veces, en tierra y sobre el mar durante la travesía. Lo recuerdo muy bien. Mi madre había muerto tres meses atrás y el cometa, sin embargo, resplandecía. Ahora yo ya soy mayor que ella.

15202525_1276042589135838_1499918134141224317_n

Los colores de la estela funeraria imaginada por Christine Etchevers, que reposa en la sala pequeña, devuelven la calma tras el Big Bang, esa gran explosión de color que suponen sus obras esparcidas en las salas y que representan nuestro universo: la Vía láctea, el sol, la Tierra… donde avanzan unas siluetas humanas, rupestres, pero con paso firme hacia adelante, desbrozando el camino… creando y recreando nuestro ámbito. Sin descanso, trabajando pervivimos… como lo hará Christine Etchevers a través de sus vívidas creaciones.

He leído que ella, silueta entre siluetas, dio la vuelta al mundo en 1993 en el barco La Jeanne d’Arc. Seguro que miles de veces esos mismos ojos que miraron a Simonne en Burdeos y a su Madre bajo la escalera, miraron hacia el cielo y vieron maravillas en su firmamento. Las mismas maravillas que vieran el capitán Juan Sebastián Elcano y la tripulación de la escuadra que zarpó con cinco naves buscando llegar a las Islas de las Especias hace casi 500 años: así del mismo tronco del que nacimos nosotros nacerán otras ramas jóvenes …  “el pasado, el futuro, morar allí, como el espacio indisolublemente juntos”.

Era sábado y Dios se impacientaba, faltan esos dos… un poco de barro oh, se hace de noche, no veo nada, los hago ahora así y después veremos. HECHOS.

Así existimos, esa fue la forma que la felicidad tomó para nosotros.Entre la acusada conciencia del pasado, y la desmemoria, entre distinguir y confundir las hojas con la sombra de las hojas.

Y a otro le parecerá otra cosa

* Anisia Serendipia es licenciada en Filología Hispánica, documentalista y atesora estudios de Comisariado y Coordinación de Exposiciones. Es autora del blog del que toma su nombre: http://serendip-anisia.blogspot.com.es y de http://soldenrique.blogspot.com.es/  

IMG_8137

_MG_8143 _MG_8145 _MG_8147 _MG_8152 _MG_8154 _MG_8157_MG_8166 _MG_8168 _MG_8173 _MG_8181

 IMG_8150 _MG_8129

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.