Las cosas del Banco de España

RAFA HIDALGO

Rafael Hidalgo

Un reciente informe del Banco de España ponía de relieve que la última subida del Salario Mínimo Interprofesional, el SMI, que pasó de 900 a 950 euros al mes, ha supuesto que las empresas españolas hayan dejado de crear entre 98.000 y 180.000 empleos menos. Es curioso que nuestro banco central, incapaz de controlar la desenfrenada marcha golfa del sistema bancario español que acabó con el sistema de las Cajas de Ahorro y fue incapaz de ver que se estaba cocinando en Bankia, despiste este que nos ha costado 23.000 millones de euros de los 78.000 que en total ha supuesto la factura de la crisis bancaria, crisis que el BdE ni la olió, ahora le de por sentar cátedra sentenciando que el salario mínimo es España causa problemas a los empresarios.

Supongo que para calcular el número de puestos de trabajo no concertados, los técnicos del BdE habrán preguntado a todas y cada una de las empresas españolas algo así como, ¿ cuántas personas habría contratado de no haberse subido un 5,55 % el SMI ?. Y sumando todas los datos facilitados – y los que no adivinados – por las empresas habrán llegado a esa conclusión que habrá hecho felices a los empresarios y a sus máximos representantes la CEOE porque al final me temo que el resultado del estudio buscaba eso. Contentar a la voz de su amo.

Es una pena que esa potente departamento de estudios del BdE no nos muestre sus conclusiones acerca de algunos hechos sangrantes de la economía española, tales como .

– Los costes salariales mínimos horarios en Francia son de 8,70 €/ hora. De 8,23 en Bélgica, de 8,22 en Holanda y de 8,06 el el Reino Unido, valores todos ellos que suponen más del doble del español.

– La corrupción en España nos cuesta 90.000 millones de euros al año, en tanto que las pensiones (otro caballo de batalla) importan 102.500 millones de euros en ese periodo. La sanidad pública nos sale por 98.500 millones, aunque es de justicia decir que cada vez será menos gracias al desmantelamiento que está haciendo de la misma los salvapatrias.

– Con lo que ahorraríamos en corrupción tendríamos para financiar casi de dos veces el presupuesto de Educación que importa un gasto de 43.500 millones al año.

– Los permanentes lloros de la Patronal, que encuentran un favorable eco en informes del BdE como el que nos ocupa, deberían hacer referencia a que durante la crisis económica desatada por la quiebra del Lehman Brothers que azotó al  mundo entre los años 2.007 al 2.010, solo tres empresas de las 35 que componen las más importantes de España (las que componen el IBEX) dejaron de ganar dinero y dos de ellas ganaron ya al año siguiente y la tercera un año más tarde.

– ¿Por qué no razona el BdE en un sesudo informe la razón por la que los salarios mínimos de los países antes citados sean más del doble que el nuestro y sus economías no vayan a pique? ¿Tendrá acaso  algo que ver con la ineficacia de las empresas españolas?

– Se olvidan los plañideros de la CEOE y sus voceadores, que no solo el salario mínimo es bajo, sino que además la dispersión salarial es tremendamente alta, lo que da origen al tremendo  endeudamiento familiar que supone   ya un escandaloso 22% de nuestro PIB.

– Parecen olvidar por otra parte que el incremento del salario mínimo tiene impacto en el nivel salarial de la mayoría de la población empleada lo que supondría un mayor nivel adquisitivo de la misma, un incremento de la demanda lo que a su vez supondría un impulso económico en el país y por ende un mayor empleo.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Los comentarios están cerrados.