Nuevas estrategias para la cultura

Jon Sergio

· Jon Sergio es concejal de EAJ-PNV en el Ayuntamiento de Durango

El equipo de gobierno del ayuntamiento de Durango conformado por EH BILDU y PODEMOS han aprobado una partida presupuestaria para redactar un proyecto para edificio que antiguamente albergaba la oficina postal del municipio. Todo esto desde la desinformación de la oposición ya que ni en la comisión se explicó en qué consistía lo que tenían pensado hacer, aduciendo que no lo sabían y luego en el pleno, una semana después, ya lo tenían claro.

En este plan se estima que ese edificio sea destinado a una casa de cultura. Visto así, podemos pensar que es una buena opción para Durango. Una nueva casa de cultura en el centro del pueblo debiera ser una gran noticia.

Desgraciadamente, desde que este equipo de gobierno des-gobierna Durango, no ha habido tregua para todo el entramado cultural durangués. Por mucho que nos quieran vender otra cosa ya teníamos casa de cultura, la que cerraron a comienzos de legislatura alegando que era muy costosa rehabilitarla, Pinondo Etxea y que ahora la quieren destinar a viviendas dotacionales junto con el antiguo hospital de San Agustín.  Ahora vemos que quieren invertir en este otro edificio, carente de la estética que debiera dominar en un conjunto histórico protegido, y que está fuera de ordenación a día de hoy.

Además, si se hubiera planteado la renovación de Pinondo Etxea, tanto las asociaciones que allí compartían sede, como la oficina de información juvenil no se hubieran tenido que mover a otro recinto, con el gasto económico que ello conlleva, no hubiéramos estado 3 años sin oficina de información juvenil en un pueblo de la magnitud de Durango y sobre todo, no hubiéramos dejado morir un edificio histórico para los Durangueses como es este edificio, con todo esa connotación emocional que ello conlleva. Por un edificio con bastante menos valor arquitectónico, en su momento se alzaron voces alertando de que en Durango se querían eliminar edificios históricos. Ahora parece que no existe este problema con uno de los más emblemáticos.

Aquí no acaba el despropósito. El edificio de actividad cultural propiedad del ayuntamiento Plateruena Kafe Antzokia permanece cerrado desde hace ya año y medio. Se realizaron talleres participativos para ver lo que se puede hacer con él. Todas las aportaciones fueron positivas. Desde EAJ PNV insistimos una y otra vez en que debíamos ver lo que se puede hacer siendo realistas, desde un plan económico viable y no una quimera que no se pudiera plasmar en la realidad. Pues bien, aquí seguimos esperando al resultado de este proceso participativo que parece que se le ha enquistado al equipo de gobierno de EH BILDU y PODEMOS en Durango, perjudicando a los y las durangarras y la cultura.

Y es que desde que llegaron al gobierno municipal solo han hecho acopio de los elementos culturales que antes estaban, San Agustín Kultur Gunea, el Museo de arte e historia, la Biblioteca Bizenta Mogel, el edificio LESA, y han publicitado a bombo y platillo lo que ahí se hace, lo han hecho suyo y lo han vendido como un éxito suyo, como si antes no hubiera habido nada de eso. No contentos/as con esto, han absorbido como suyo todo lo que las asociaciones de Durango llevan haciendo durante mucho tiempo, les han hecho ir a reuniones obligadas, les han hecho salir en la foto con ellas para decir que ellos apoyan de verdad dichas iniciativas, como si de ellos manara toda la fuerza del entramado asociativo durangués y no permitiendo que ningún otro partido político se acerque si quiera. Una pena que el equipo de gobierno municipal quiera apropiarse de la actividad y riqueza de las Asociaciones, que siendo una de las mayores fortunas y fortalezas de Durango, debería ser del pueblo y no de unos pocos como quieren.

En fin, cosas de las nuevas estrategias, decir que está todo mal, que antes no se ha hecho nada y apropiarse de lo existente, porque todo lo que hay a día de hoy es lo que había antes, ni más ni menos.

Por no hablar de grandes titulares que al final quedan en eso, en titulares de quita y pon con los que nos sorprenden con nuevas casas de cultura cada año, o noticias como el de que el Palacio Garai se iba a convertir en la nueva Euskararen Etxea, cuando ahora parece ser que se va a trasladar Sorginola.  ¿En qué quedamos? ¿Existe alguna planificación en torno a la cultura? ¿Es simplemente improvisación o fake news?

A mí me parece que aquí hay mucho más de marketing y propaganda, que de trabajo real.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Los comentarios están cerrados.