Óiganlos dormir, dormir… sólo escuchan el silencio, y con el silencio hacen cosa que no conocemos

Anisia

Anisia Serendipia

¿Qué exposición? | ‘Garoa’

¿Quiénes exponen? | Amaia Lekerikabeaskoa & Isusko Vivas

¿Dónde? | Museo de Arte e Historia de Durango (lunes cerrado)

¿Cuándo? | Hasta el 10 de mayo

¿Precio? | Entrada gratuita

MIS OJOS, QUE CODICIAN COSAS BELLAS |  Bakunin : … el fuego: eso es lo que importa, el fuego que todo lo quema, que todo lo limpia  /-Wagner:  el fuego purificador… es una idea hermosa/- Bakunin: es una idea útil/- Wagner: el fuego que destruye una civilización y permite que brote otra de sus cenizas.- Así conversan el músico y el anarquista en uno de los  preludios  de Santiago Miralles.

GAROA_ Dónde la humedad se guarda y el resuello del calor no alcanza a la Madre Gea- También conversan sobre el fuego Amaia Lekerikabeaskoa e  Isusko Vivas  en GAROA. Pero el fuego es ultraviviente. Realiza el bien y el mal recogía Cirlot.  La pasión, el fuego es creador en Garoa, y conversa con la nieve, ni se extingue el uno ni la otra se derrite. De fondo la música de esta: el silencio. En Garoa conviven pasado y presente; lo antiguo, lo actual y lo moderno  en silencio y sin nombres. En una sala, a la derecha: cuando llegamos al silencio en la oficina podemos ver un  flych junto a una playa, o ¿es un mar de celulosa que vierte sus olas sobre la arena y la facies, es ésa que fluye en la pared iluminada por las cabezas de unas mustias chinchetas?  También  fluye la energía, unos cables deslizados por las salas donde en ésta, unos circuitos son ventanas. En otra sala, a la izquierda (parece vacía):  de pronto el agua (en nieve, en gota de rocío, en garúa) y al fondo el fuego. Para Heráclito, el principio del fuego refiere al movimiento y cambio constante en el que se encuentra el mundo,  que se fundamenta en una estructura de contrarios. En los fragmentos atribuidos como auténticos al filósofo se recoge su reproche al poeta que dijo: «¡Ojalá se extinguiera la discordia de entre los dioses y los hombres!», a lo que H responde: «Pues no habría armonía si no hubiese agudo y grave, ni animales si no hubiera hembra y macho, que están en oposición mutua. Y  Aunque para él el arjé era el fuego, el principio originario era la palabra. En Garoa solo hay ella, que es gota de rocío y es helecho,  y podría parecer que nos adentra en un panorama de incomunicación y soledad cuando en realidad las obras conversan…  en discordia, en armonía.

Es la técnica del “retorno hacia atrás” (…) Revivir las ideas pasadas es asimismo comprenderlas (…), dejando  atrás lo actual en la oficina. En la vuelta a lo antiguo, creo divisar lo moderno en una casa que recuerda a la de la cascada de Frank Lloyd Wright. Impermeabilizada con helecho  bajo las tejas, lo que evita que se rompa con el peso de la nieve que cubre los bosques de arriba, puede ser una construcción aldeana. El helecho, calor en invierno y frescura en verano, en esto recuerda a la gota de rocío. A la garúa.

-Lo ardientemente blanco_  Y llegamos a lo antiguo, el  fuego en la ferrería  que, en amoroso triángulo, conversa con el horno que le aguarda fuera y con el agua, que en forma de nieve cubre los bosques inmediatos en Garoa= helecho en Gipuzkoa.  En Bizkaia cumplió un papel determinante en la economía rural, pues con el tojo era la fuente principal para elaborar las camas del  ganado, que luego se reutilizaba como abono para los campos. La recolección en los helechales comunales estuvo severamente regulada y a finales del  XIX gran parte de los montes no tenía árboles solo helechos o tojos. Así me lo contaba  la madre de una  amiga que, con unos 12 o 13 años, se levantaba muy temprano para recoger helecho en Izurtza y tráelo después al convento de San Francisco en Durango. Su recogida se mantuvo hasta la década de los 60, después los helechales se convirtieron en pinares. Estos que ahora cubre la nieve.  Pero en Bizkaia GAROA es gota de rocío que aquí, en los bosques de Garoa, se ha vuelto copo de nieve. En uno sueño que la nieve arde. ¿O es la luz de esos cables que llegan a una aldea del bosque?  Frente a esa nieve un horno de calcinación, una haizeola… que aguardan ser prendidos  sobre un lecho de luz de cuarzo.  La nieve es la precipitación de pequeños cristales de hielo, parecidos a los cristales de cuarzo. Imaginemos lo que cantó el poeta Celaya  el cuarzo y su explosión de estrellas diminutas metidas en los dentros de lo que no se explica. Ese cuarzo que ilumina.

-En una pincelada de arqueología cognitiva- La energía del agua para la elaboración del hierro en las ferrerías hidráulicas pero antes los hornos, ferrerías de omes junto a las zonas mineras. Un órgano es la mesa del herrero, la música del  fuego que sube y baja buscando el cielo, y no sosiega.  El fuego realiza el bien y el mal…. el medio está en el sentido burgués de usar simplemente de los beneficios del fuego.

A otro le parecerá otra cosa

GAROA: gotas de rocío que algunas son esculturas, series de dibujos y material gráfico…  Hasta el 10 de mayo en el Museo de Arte e Historia de Durango.

* AnisiaSerendipia (Elorrio, 1962) es licenciada en Filología Hispánica, documentalista y atesora estudios de Comisariado y Coordinación de Exposiciones. Es autora del blog del que toma su nombre: 

http://serendip-anisia.blogspot.com.es/

PHOTOS | Stan Wise para Mugalari

_MG_2427 Garoa 1 Garoa 2 Garoa 3 Garoa 4

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.