Una vez más: Teatro  

Rafa Herce

· Miembro de Banarte Antzerki Taldea

Sí, teatro. Teatro y cercano, aquí mismo, al lado de casa. En Abadiño. No hace falta irse a Bilbao, ese agujero negro que se trata todo y donde hay casi de todo. La cultura es uno de los ejes fundamentales y básicos de la formación humana. Los hombres y las mujeres necesitamos desarrollar nuestro intelecto para poder crecer como seres humanos  íntegros.  El teatro, el verlo y, más el hacerlo, abre una puerta a nuestro desarrollo cultural y, por ende, humano.

Uno de los objetivos de Banarte Antzerki Taldea, es la dinamización cultural de la ciudadanía y acercar a la misma el mundo de la escena y el crecimiento personal que el mismo implica. No solo en el desarrollo de la sensibilidad lectora y crítica, sino también en el desarrollo de nuestras “competencias” sociales y humanas. En el conocimiento de nuestro propio cuerpo, herramienta última con la que cuenta el actor o la actriz, y por otro nuestra relación con el entorno y con los demás.

Cuando nos sentamos en una butaca sabemos que lo que vamos a ver no es real. Existe un pacto implícito entre los que muestran una ficción y entre los que la ven. Todos y todas, los unos y los otros, sabemos que no lo vamos a ver no es cierto, pero se debe vivir  como real, se debe sentir cada estado de ánimo, cada dolor, cada alegría y de debe hacer propio. Tiene que haber verdad, magia.

Pero para que la magia funcione, para que el que se sienta en la butaca, la que ve el espectáculo, lo viva, debe sentir cada sentimiento que encierra el mismo y para ello, el actor y la actriz que   trabajan sobre las tablas, deben  dejar de ser ellos y dar paso al personaje que se encerraba, hasta entonces, en las líneas escritas del texto. Debe dar carne a ese espíritu que creó en su día quien los escribió y creció al calor de cada ensayo, de cada lectura.  Las herramientas son escasas solo tenemos nuestro cuerpo, nuestra voz y nuestra mente. Dicen que en el escenario no hay nada, pero hay todo lo que el actor, la actriz, crea.

El desarrollo de esas herramientas tiene un efecto personal muy relevante. Al fin y al cabo se trata de conocerse a uno mismo y saber lo que podemos hacer con nosotros. Se trata de comprender situaciones y estados de ánimos del prójimo, de tener empatía y de saber ver, observar. Se trata de concentración, del aquí y el ahora, del desarrollo de la memoria y el entenderse como uno más, el valorarse el comparación de los otros para poder, desde la consciencia del donde estamos, alcanzar el objetivo que nos proponemos.

En definitiva, la cultura debe  nacer del pueblo y ser para el pueblo. Debe formar parte del desarrollo humano de cada persona y el teatro es un excelente camino para ello. Nosotros ofrecemos aquí cerca la posibilidad de vivirlo, de hacerlo. Para todas aquellas personas que se decidan a vivirlo, a conocerlo, a tenerlo como una actividad lúdica de crecimiento personal o quieran intentar ese desarrollo humano y empoderarse, o simplemente por curiosidad, por sentir los aplausos…  solo tienen que acercarse a nosotros y sumarse a al 14º Taller de Teatro, Curso 2022- 2023. Ponte en contacto con nosotros escribiéndonos a la dirección de correo electrónico banarte@gmail.com. Más información sobre el curso en la web http://banarte.net.

 

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

Los comentarios están cerrados.