Mujeres y República

Rafa Herce

Rafa Herce

Hay momentos de la historia que son cruciales y significativos para el avance de esos valores que nos hacen más humanos, a todos. También los hay de signo contrario. En nuestra historia reciente tenemos sendos ejemplo de ello.

El 14 de abril de 1931 se izaba, significativamente en Eibar, la bandera republicana, una bandera que va mucho más lejos que el representar a un país o a una patria, ya que representa unas ideas, unas ansias y unos valores. Con ella y con la República se abría un periodo histórico de avances significativos en la búsqueda de la construcción de hombres y mujeres libres e iguales. Se avanzó por un camino difícil y complicado. Se consiguieron objetivos importantes, otros, sobre todo en lo social, no pudieron ser logrados, pero en los aspectos culturales, pedagógicos y de libertad se avanzó significativamente.

El 1 de octubre de 1931  las mujeres conseguían el derecho a voto tras un significativo y sobresaliente discurso de Clara Campoamor.  Poco antes, el mismo mes de mayo, se ponían en marcha las “Misiones Pedagógicas” para llevar la cultura al  pueblo. El escritor y periodista Eduardo Haro Tecglen las definió: “Iban por pueblos de hambre y miseria, y desde una cultura elevada llevaban romances, canciones, representaciones, a gentes que no sabían, literalmente, leer: pero que de pronto entendían, se veían a sí mismos representados, y a sus problemas: y reían, y gozaban.”

Se comienza la ardua tarea de construcción de escuelas de primaria, 27.000 en cuatro años… La ofensiva cultural para rescatar del olvido a las gentes humildes del pueblo, a los hombres y mujeres olvidados hasta entonces fue inmensa.

Entre los olvidados, los más olvidados, son las olvidadas. Las mujeres, por el mero hecho de  ser mujeres han sido, desgraciadamente aún hoy lo son, las más olvidadas. La ofensiva cultural republicana arremetió directamente en este lado del frente de la injusticia. Y ello es uno de los avances más relevantes de aquel tiempo de libertad.

La luchadora e intelectual anarquista Suceso Portales publicaba en julio de 1937 en el número 9 de la revista “Mujeres Libres” lo siguiente: “Dos cosas empiezan a desplomarse en el mundo por inicuas: el privilegio de la clase que fundó la civilización del parasitismo, de donde nació el monstruo de la guerra, y el privilegio del sexo macho, que convirtió a la mitad del género humano en seres autónomos y a la otra mitad en seres esclavos, creando un tipo de civilización unisexual: la civilización masculina, que es la civilización de la fuerza y que ha producido el fracaso moral a través de los siglos.”

Y desde la distancia que da el tiempo vemos que Suceso estaba en lo cierto y vemos que el periodo republicano fue uno de esos momentos de avance en la libertad, en la propia dignidad de los seres humanos y en especial de sea mitad larga que es el “sexo hembra”.

Mujeres y República  se unen, entre hoy y el próximo domingo en la sala Topaleku de la Arrate Kultur Elkartea de Eibar, en un homenaje a esos avances significativos de igualdad y libertad. Ese homenaje se concreta en las figuras libertarias femeninas que florecieron al calor de ese sol de libertad. Poetas (o poetisas, como se quiera) que publicaron a ese calor o que sacaron su energía creadora del mismo.

Mujeres literatas de la generación del 27 y del 50 que han sido, en demasiados casos, olvidadas… Una exposición de una recopilación de estas figuras y una velada poético-musical dedicada a ellas. La velada será el sábado 17 de octubre a las ocho de la tarde y se recitaran poemas de estas creadoras y se cantarán canciones del tiempo republicano que mantienen vivas las ideas de esa lucha eterna.

* Rafa Herce, abadiñarra nacido en Eibar

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.