Archivo de autor

El cine en el cine

por / 24 mayo, 2021

«Nuestro cine lleva unos 94 años abierto, y ha sobrevivido a bombardeos, guerras, la llegada de videos a los hogares, nuevas plataformas, etc. Y por nuestra parte siempre hemos tratado de innovar, pero ahora más que nunca necesitamos que nuestro público vuelva a acudir y confiar en que el cine es un lugar seguro, y que el cine hay que disfrutarlo en el cine».

 
[caption id="attachment_332" align="alignnone" width="709"]MIkel Onandia by IBAN GORRITI MUGALARI 1[1] Mikel Onandia (Durango, 1983) con su libro 'Artea Durangaldea Gaur' apoyado en una escultura de Larrea. || FOTO | Iban Gorriti[/caption]  Iban Gorriti Mañana -publicado en Mugalari blog el 18 de febrero de 2014-  arranca la Feria Internacional de Arte Contemporáneo ARCOMadrid. Entre todas las personas asistentes a la cita estatal más conocida de estas característica estará Mikel Onandia (Durango, 1983). Este licenciado en Filosofía e Historia del Arte pondrá a prueba, a disfrutar, sus cinco sentidos. El vizcaino es el 'padre' del libro 'Artea Durangaldea gaur | Arte en el Duranguesado hoy', primer catálogo que recoge la obra de al menos 44 autores de la comarca del sureste de Bizkaia.   - Ha visitado ARCOMadrid en cuatro ocasiones. ¿Qué espera de la quinta? Voy con la mente abierta a encontrarme con todo tipo de producción artística. Hay obra cara y alguna no muy interesante, pero visitarla es imprescindible para conocer el pulso vital del arte en estos momentos. -¿Va pensando en conocer obra de algún autor o autora en especial? No. Me interesa tanto quien conozco pero no he visto su obra como quien no conozco y me pueda soprender con su propuesta. ARCOMadrid permite ver obra que estando en manos de galerías o mundo privado quizás de otra forma no podrías llegar a conocer. -A quien sí llegó a conocer es a su abuelo Patxi Garate, jugador histórico del Athletic. Echemos un partido: ¿En su currículo quién gana: la Filosofía o la Historia del Arte? Es difícil decantarse por una o por otra, pues son dos disciplinas que se complementan muy bien y por las que siento gran atracción. Sin embargo, aunque los estudios de Filosofía han sido muy importantes para mí en todos los aspectos, ahora mismo en el plano profesional apuesto por la Historia del Arte. - El balón sigue rodando. ¿Qué le ocupa más tiempo: la investigación o la docencia que imparte en Ondarroa? Digamos que ahora mismo me dedico más a la docencia. De todos modos, es un tipo de trabajo que te permite disponer de tiempo para hacer otras cosas, y gran parte de él lo dedico a escribir e investigar, en la medida de lo posible, sobre temas relacionados con el mundo del arte. - Su vitrina de trofeos atesora menciones y becas. Entre estas últimas, la del Ayuntamiento de Durango de promoción de la cultura. ¿Qué sintió cuando le comunicaron que la había ganado? Fue una satisfacción personal y supuso un reconocimiento al proyecto que había presentado a la beca. En este caso fue algo especial porque nunca había trabajado con nada relacionado con Durango, lo que suponía realizar un trabajo que implicaba un afecto personal y a su vez un reto por hacerlo bien. - El organismo municipal de la villa Astarloa Kulturgintza ha publicado el resultado de la beca en un lujoso volumen. ¿Cuánto tiempo le llevó este arduo y complicado trabajo? Las entrevistas a los artistas, el trabajo de documentación, la redacción, y la maquetación e impresión del catálogo –ésta última labor la realicé con la empresa di-da afincada en Abadiño- me llevó un año entero. - En la introducción de 30 páginas, abunda en el 'Arte en el Duranguesado en el siglo XX'. ¿Qué pautas siguió para abordarlo? Fundamentalmente consulté la poca bibliografía que podía hacer referencia a la situación del arte en la comarca durante el siglo pasado, y consulté archivos como el del Museo de Arte e Historia de Durango y el de Gerediaga Elkartea. También hablé con gente que había sido protagonista de aquella historia, que me ayudó a orientarme y me aportó mucha información. No se trata de una investigación rigurosa, pero sí de un primer acercamiento al tema que estaba por hacer. - ¿Qué fue lo que más le sorprendió de los datos investigados para esta recapitulación? Aunque conocía de oídas la importancia de las exposiciones que se organizaron en la sala de Ezkurdi durante los 70 y 80, una vez estudiado un poco el caso, me he dado cuenta de que fueron verdaderamente exposiciones referentes de arte contemporáneo en el ámbito del País Vasco. La labor de Leopoldo Zugaza a ese respecto, así como otras iniciativas que llevó a cabo –por citar solamente una, la fundación de Gerediaga Elkartea y la celebración de la Euskal Liburu eta Disko Azoka- fue importantísima. - ¿Los lectores le agradeceremos alguna anécdota o curiosidad? No se trata de una anécdota, pero llamaría la atención sobre un personaje como fue Darío de Regoyos. Padre de varios hijos y con su mujer con problemas de salud, viajó por distintos lugares de España y el País Vasco, entre ellos Durango. Su pasión era pintar, y se instaló en varias ocasiones en la comarca, donde pintó bastante. Me encanta la fotografía que se conserva de él pintando en una calle de Durango rodeado de curiosos. - A continuación, cataloga a 44 autores de Durangaldea en cuatro capítulos. Titula el primero como 'Figuración y realismo', y el segundo 'Horizontes abstractos'. ¿Qué universos visibilizan? Aunque no se pueden clasificar a los autores en categorías estancas, he decidido crear cuatro categorías para intentar orientar al lector. En el primer grupo se incluyen creadores que trabajan la figuración, desde puntos de vista muy diversos, como la escultura hiperrealista, una pintura más expresionista, paisajes, ilustraciones o incluso el graffiti. En el segundo grupo he incluido a las personas que trabajan la abstracción –o que se mueve entre las fronteras entre figuración y abstracción-, que igualmente presentan mucha diversidad, como lenguajes geométricos o biomórfos. - Su segundo inventario presenta los 'Nuevos lenguajes artísticos'. ¿Qué comunican? Fundamentalmente comunican que nuevos lenguajes como el cine –que en realidad no tiene nada de nuevo, considerando que tiene más de cien años de vida-, el vídeo, la instalación o el arte conceptual, son igual de expresivos que otras disciplinas más tradicionales. Y en la comarca también tienen cabida. - La 'txanpa' final del volumen de 170 páginas muestra las 'Realidades fotográficas'. ¿Qué le han 'revelado'? Pues siendo yo un ignorante con respecto al mundo de la fotografía, me he llevado una grata sorpresa con la calidad de los proyectos fotográficos que se realizan en la actualidad. Se ha dejado un poco de lado el fotodocumentalismo imperante de décadas atrás para adentrarse en discursos más subjetivos y expresivos. Creo que hay muy buenos fotográfos en Durangaldea. [caption id="attachment_331" align="alignnone" width="510"]MIkel Onandia by IBAN GORRITI MUGALARI 3[1] Onandia con un cuadro de Darío Urzay de fondo en el Museo de Arte e Historia de Durango. | PHOTO | I. Gorriti[/caption]- Se dice pronto, pero ha coordinado a 44 autores. Es decir, 44 egos a los que conocer, entrevistar, organizar en cuando a feedback, intercambiar materiales,... ¿La empresa no ha sido fácil? Pues un trabajo en el que, aunque de manera indirecta, participan tantas personas, no ha sido fácil. Pero tampoco me he encontrado con dificultades insalvables, por lo que he disfrutado haciéndolo. Una vez terminado te das cuenta de los errores o de que se podía hacer de otra manera, pero la verdad es que estoy bastante satisfecho con el resultado final. - Su lista de autores era, a buen seguro, de un número mayor de personas que las citadas. ¿Lamentó no poder dar espacio a todas? Claro. Dejando claro que no quería imponer ningún canon, que se trata de una selección discutible y que he intentado ampliar los criterios lo máximo posible, he de lamentar la ausencia de algunas personas que perfectamente podían estar en la publicación. -Fue una beca, pero, ¿se animaría a sacar adelante una segunda parte? Ahora mismo no, pues aunque como he dicho se puede mejorar, tampoco tengo mucho más que decir al respecto. Quizá cuando pase algo de tiempo. Aunque estaría bien que labores similares las llevaran a cabo otras personas, para poder contar con nuevas voces y puntos de vista. - En la presentación del libro en el Museo de Arte e Historia de Durango, uno de sus profesores presente dijo que su perfeccionismo va más allá de lo conocido. ¿Esto conlleva a que usted piensa que con todo proyecto se puede y se debe alcanzar la perfección? No, por supuesto que no. Todo es mejorable. Intento que lo que hago pueda ser cuestionado y sea punto de partida para un debate, pero siempre buscando un mínimo de dignidad y calidad. Que sea un trabajo bien hecho. Opino que la perfección vale como objetivo pero no como meta final. - Toda acción tiene un por qué. Usted eligió un párrafo de Gombrich como prólogo. La pre