Zaldibar, la metáfora

Eukeni Bastida3

Eukeni Bastida

Fíjate en la foto adjunta, o mejor, date una vuelta por el monte y observa. No verás ni un solo árbol perteneciente a un bosque de izquierda (Bilbo) a derecha (Urdaibai) ni más allá. Solamente verás una enorme huerta de monocultivos de especies americanas y australianas. Tenemos todo el territorio plegado a las necesidades de empresas madereras y otras como Glefaran (Zalla), que quema la madera producida en estos cultivos para generar electricidad. Se estima que el monstruo necesita comer unas trescientas toneladas de madera al día. Esto genera tal contaminación que tiene a muchas personas de su entorno luchando para que cese su sucia e ineficiente actividad. Por cierto, hoy es el séptimo día en huelga de hambre de uno de los vecinos.

dav

La industria es necesaria, claro que sí. De eso vivimos, pero que las instituciones públicas promocionen que el uso del suelo sea exclusivamente para ese fin, lo que parece conseguir es que los propietarios de ese suelo destinen enormes recursos para sacar adelante un cultivo que el día de la recolecta, con un excedente de producto, el comprador fije el precio al monocultivador tirándolo a la baja, claro. Esto es el terror del mercado. Nuestros montes también son parte de una burbuja y han colapsado.

Todo en su conjunto va de lo mismo. Llenar de porquería algo hasta que reviente. También el planeta tiene su límite, que ya intuimos a cierta distancia. Por cierto, a la hora de dar nombres políticamente correctos y molones somos campeones. Lo de Verter me ha quedado claro. ¿Alguien sabe de qué iba lo de Recycling ?

Muskiz

Presidir un partido político y al salir de él irse a presidir una petrolera cobrando 2.000.000€ anuales huele peor que el humo de un vertedero clandestino en llamas. Dos millones, has leído bien. En Muskiz tienen unos niveles de afección de enfermedades que por ejemplo, en el caso de las mujeres supera en un 75% a la media del resto de Euskadi en los casos de cáncer en las vías respiratorias altas. Hay que decir que las medidas de seguridad y control que aplica el Gobierno Vasco sobre aquella planta parecen ser del rigor y laxitud ahora ya por todos conocidos.

La marcha de varias columnas de miles de personas denunciando el desastre de gestión del vertedero, el control de las autoridades sobre él y la gestión de su desmorone, se produce un 15 de febrero. Cuándo podría estar helando, a las 18 horas la temperatura es de 19°C. (Diecinueve grados, has leído bien). Esto también va de lo mismo. En un escenario de emergencia climática, el Gobierno Vasco sigue dando ayudas a la compra de coches sucios. Los que producen la mala calidad del aire y contribuyen a calentar nuestra atmósfera. Esos coches ahora comprados son los mismos a los que abastecerá de combustible con su sucio producto durante los siguientes quince años el que preside una petrolera y antes presidía un partido. El partido. Es la misma forma de actuar. También podemos llamarlo modus operandi .

La tormenta perfecta

Si no hubiese víctimas

Si no hubiese caído sobre una autopista

Si no hubiese ardido

Si no estuviese tan a la vista

Si no lo hubiesen olido 50.000 personas

Si no hubiese afectado a un partido de fútbol

Si no hubiese unas elecciones a la vuelta de la esquina…

Seguirían llegando docenas de camiones diarios hasta que el vertedero estuviese hasta las cartolas, le pondrían tierra por encima, unos arbolitos y siendo un poco malotes podemos imaginar hasta una zona de barbacoas y recreo.

Pero no, a alguien le ha estallado el modelo en las manos. Y es aquí donde tenemos que mirarnos cada uno a su ombligo y ver en qué medida contribuimos con nuestro consumo, acciones y voto.

Ayúdanos a crecer en cultura difundiendo esta idea.

One Response to “Zaldibar, la metáfora”

  1. Elkano dice:

    Nuestro gobierno sigue la tónica general de los que en el mundo son

    La diferencia es que aquí adoptan el papel de patriotas pero al igual que la cabra tira al monte estos no pueden negar su condición de fariseos capitalistas. Lo de Judas era un juego de niños al lado de estos sepulcros blanqueados.

    Eso sí el muñeco lo visten primorosamente.

Deja un comentario

- Obligatorio

- Obligatorio